¿En verdad la CDMX será el estado 32?

La Reforma Política del Distrito Federal fue aprobada por la Cámara de Senadores el 15 de diciembre del 2015. Después de 191 años, la capital del país –Distrito Federal– pasará a ser nombrada como Ciudad de México, la cual contará con autonomía política y financiera, además de que será la única entidad del país en recibir recursos federales para educación y salud. Con este aval, el D.F. no sólo cambiaría de nombre, sino que las delegaciones serán demarcaciones territoriales –denominadas “alcaldías”– que contarán con autonomía presupuestal y una Constitución y Congreso local propios. Sin embargo, la cuestión es que gran cantidad de medios han mencionado que la Ciudad de México se convertirá en el estado 32 de la República Mexicana: ¿Es esto cierto?

En primera instancia, a finales de enero del presente año, senadores y diputados precisaron que la reforma política del Distrito Federal no significaba la creación del estado 32, sino el nacimiento de una nueva entidad denominada Ciudad de México que contaría con plena autonomía, pero no con total soberanía como la que poseen los Estados de la Federación. La Ciudad de México seguirá siendo la capital del país, una entidad federativa y no un estado porque es sede de los Poderes de la Federación.

Asimismo, la Ciudad de México no puede ser un estado, debido a que no cuenta con municipios: esto a razón de que a la entidad no le conviene la municipalización. En caso de que existiese lo anterior, habría una disgregación en materia de servicios públicos y lo que se acordó en el pleno de la Cámara de Senadores fue la integración de los mismos en el gobierno central.

El nuevo Artículo 44 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, producto de la reciente reforma política aquí comentada, dice a la letra lo siguiente: “La Ciudad de México es la entidad federativa, sede de los poderes de la Unión y Capital de los Estados Unidos Mexicanos; se compondrá del territorio que actualmente tiene y, en caso de que los poderes federales se trasladen a otro lugar, se erigirá un Estado de la Unión con la denominación de Ciudad de México”.

Es decir, que el Distrito Federal –como ya se vio– no se ha convertido en un Estado, sino que mantiene su naturaleza jurídica tradicional. La única forma de que lo sea es que los Poderes de la Unión se trasladen a otro lugar. Además, el título de entidad federativa le había sido designado a la ciudad desde 1917 en el Artículo 43 de la Constitución. Por ende, si la reforma política del 2016 no creó el Estado 32 ni habilitó a la capital como entidad federativa: ¿Qué es lo nuevo de la reforma?

Los estados de la República están regulados desde los artículos 115 al 121 de la Constitución y la Ciudad de México a partir del 122. El nuevo Artículo 122 es el que fijará los límites a la Asamblea Constituyente de tal forma que los nuevos cambios serán los siguientes:

  1. La Ciudad de México seguirá siendo la capital del país y sede de los poderes federales.
  2. La Ciudad de México conservará el título de entidad federativa que goza de autonomía en lo que concierne a su régimen interior, organización política y administrativa.
  3. El Poder Legislativo se depositará en la Legislatura de la Ciudad. Los diputados serán electos mediante sufragio y durarán en el cargo 3 años.
  4. El titular del Poder Ejecutivo será nombrado como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y será electo por un periodo de 6 años. En ningún caso podrá reelegirse.
  5. El Poder Judicial estará dirigido por el Tribunal Superior de Justicia, el Consejo de la Judicatura y los juzgados y tribunales que establezca la nueva Constitución de la Ciudad.
  6. El gobierno de las “demarcaciones territoriales” (antiguamente delegaciones) estarán a cargo de “alcaldías”. Las Alcaldías estarán integradas por un alcalde y un Concejo electo por 3 años.
  7. La Ciudad de México contará con organismos constitucionales autónomos que la constitución prevé para entidades federativas como lo son: Instituto Electoral de Derechos Humanos e Instituto Federal de Acceso a la Información.

En general, las anteriores serán algunas de las principales consecuencias de la reforma política que acaba de aprobarse en el gobierno de Miguel Ángel Mancera y lo único que falta será su aprobación por el presidente de la República Enrique Peña Nieto quien promulgará este viernes 29 de enero la nueva Reforma Política, que pasará a ser publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Una vez que la declaratoria de constitucionalidad sea publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por el Gobierno de la República, el Instituto Nacional Electoral (INE) tendrá 15 días de margen para lanzar la convocatoria destinada a conformar la Asamblea Constituyente. Por lo tanto, es recomendable seguir informándose al respecto, porque a partir de hoy algunos medios seguirán desinformando a la ciudadanía al mencionar que la Ciudad de México se ha convertido en el estado 32 de la República Mexicana. Lo único de lo que sí estamos seguros hasta ahora y sin especulaciones es que al fin la ciudadanía podrá decir: “Adiós D.F., hola, Ciudad de México”.

6527b7d941edd373d0a394d49137ff92

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s