Curso de Redacción Fast-track. Lección. 11: Uso correcto de los puntos suspensivos.

Hola, errateros.

Nuevamente he regresado con una nueva lección para ustedes. El día de hoy abordaré el tópico del uso correcto de los usos suspensivos (…). Será una lección corta, pero espero con ansias que les sea de utilidad. A continuación, explicaré cada uno de los diversos usos de este signo ortográfico y al final daré cuáles son los usos incorrectos del mismo. ¡A darle!logo

Puntos suspensivos (…)

Los puntos suspensivos tienen un uso general que es para indicar que hay una idea que no está terminada. A continuación un ejemplo de esta regla:

  • Vistamos el Ángel, la Basílica, el Zócalo

En el caso anterior, los puntos suspensivos son utilizados para denotar una idea que no se ha terminado; sin embargo, ¿qué pasa cuando después de los puntos suspensivos queremos añadir más información? Para esto, deben poner atención a los siguientes puntos:

  1. Lo que procede a los puntos suspensivos va con mayúscula cuando éstos indican un cierre de idea; por tanto, la oración accesoria es una nueva información que no tiene nada que ver con lo anterior. Aquí un ejemplo:
  • Este año las cosechas Es  necesario que llueva más.

 

2. Lo que procede a los puntos suspensivos va con minúscula cuando aún no se concluye la idea; por ende, lo que procede a dicho signo ortográfico sigue formando parte de lo que se está hablando con anterioridad. Aquí un ejemplo:

  • Estoy pensando que no sé si aceptaré.

 

Nota: Como pudo observarse en los anteriores ejemplos, el uso de los puntos suspensivos en el primer caso va con mayúscula porque no hay un seguimiento de la primera idea, sino que el signo ortográfico marca ese cierre de idea o posible pausa para después añadir una información completamente diferente, la cual debe ir siempre en altas.

No obstante, en el segundo caso, el uso de los puntos suspensivos va con minúscula porque hay un seguimiento a la idea principal; es decir, que los puntos suspensivos marcan una pausa de suspenso que es reforzado por la segunda idea que se añade después de dicho signo ortográfico. En ese caso, es pertinente el uso de bajas.

 

Usos correctos de los puntos suspensivos (…)

  1. En lugar de etcétera

Los usos suspensivos en este caso funcionan en lugar de la palabra “etcétera”; sin embargo, no suele ser ejemplar utilizarlo de este modo a razón de su poco uso en los textos. Es recomendable utilizar “etcétera o etc”. A continuación un ejemplo:

  • En las piscifactorías se cultivan truchas, compas, lucios

 

2. Supresión de palabras o ideas

En este caso, los puntos suspensivos son empleados para suprimir palabras que por contenido altisonante no son formales para escribirse e –igualmente– para suprimir una idea que el lector sabe que precede a la idea principal. A continuación unos ejemplos:

  • Camarón que se duerme
  • ¡Hijos de la…!

 

3. Para indicar suspenso

Este es un uso muy común de los puntos suspensivos en cuanto al ámbito literario. Es empleado cuando queremos generar suspenso en el lector, podría decirse que los puntos suspensivos funcionan aquí para generar una pausa para posteriormente rematar al lector con una frase inesperada que provoque asombro. A continuación un ejemplo de este uso:

  • Llamaron a la puerta, abrí y ¡era Osama Bin Laden!

 

4. Indicar omisiones en citas

Es un uso particularmente para el ámbito de la academia. Se emplea cuando queremos citar un fragmento que no empieza con mayúscula, sino que lo que requerimos está entre el párrafo. En ese caso, es recomendable utilizar los puntos suspensivos entre paréntesis (…) o corchetes […], lo cual indicaría que, antes de eso que estamos citando, había más información.

Nota: Es más ejemplar utilizar los puntos suspensivos entre corchetes […].

 

5. Mostrar vacilación o titubeo

Asimismo, este uso es empleado principalmente en los diálogos literarios e incluso cuando tratamos de transcribir una entrevista. Este uso de los puntos suspensivos permite denotar ese nerviosismo o titubeo de la persona que está hablando. A continuación un ejemplo de lo anterior:

  • No sé… Creo que… bueno, tú ganas. Iré contigo a la fiesta.

 

Usos incorrectos

Es incorrecto usar puntos suspensivos cuando tenemos ideas concluidas. Aquí algunos ejemplos:

  • Te amo… 
  • Nunca pude olvidarte...
  • ¿Me quieres o no…?

 

Combinaciones

  1. Los puntos suspensivos admiten cualquier signo de puntuación después de ellos, salvo el punto. ¡No lo hagan!
  2. Si los puntos suspensivos van después de una abreviatura, se suma a ellos el punto que cierra. Aunque, es raro hallar este tipo de situaciones.

 

Hasta aquí llega la lección del día de hoy. Recuerden que pueden contactarme en mis redes sociales digitales para cualquier duda. Abajo estará la evaluación para que examinen los conocimientos recién adquiridos. Y estén al tanto porque la siguiente lección trataré el uso de las comillas (” “). Un saludo a todos. #Fuera Erratas

 

 

EVALUACIÓN

I. Coloque puntos suspensivos donde sea necesario.

a) En el segundo capítulo de El ingeniero hidalgo, Cervantes revela una clave importante.

b) Aunque me ofrezca todo el dinero del mundo.

c) Es una persona brillante, pero

d) Dime con quién andas

e) Creo que es más bonita que. ¿De qué estábamos hablando?

f) “Mexicanos al grito de guerra. / [  ] Y retiemble en sus centros la tierra / al sonoro rugir del cañón”.

g) Ya sabes que quien mucho abarca.

h) ¡Eso no se hace! Eres un.

i) Debo preguntarte algo muy íntimo: ¿tu novio y tú ya?

j) Recuerda siempre que árbol que crece torcido.

k) Las películas de amor muchas veces terminan con una escena en la que la pareja está ante el altar y una voz extasiada dice: “Los declaro”.

l) ¿Lo viste y no le pediste que te devolviera el dinero? ¡Si serás!