Nosotros le pagamos la gasolina a los funcionarios

Por: Oliver López 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que los precios promedio a nivel nacional a partir del 1 de enero y hasta el 3 de febrero de 2017 serán de 15.99 pesos por litro para la Magna, de 17.79 para la Premium y de 17.05 para el diesel.

En un comunicado, la dependencia informó que estos precios variarán entre cada una de las 90 regiones del país, pero en promedio esa será su cotización. Estos nuevos precios responden al aumento de las cotizaciones internacionales de los combustibles y no implica ninguna modificación o creación de impuestos, según la dependencia.

No obstante, con este escenario, la gasolina Magna —que ahora se vende en 13.98 pesos por litro— puede variar entre 15.18 y 16.08 pesos en 2017. La Premium —que se cotiza en 14.81 pesos— va a oscilar entre 16.08 y 17.03 pesos en este  año. Y el diesel —que se comercializa en 14.63 pesos— se va a ofrecer entre 15.889 y 16.82 pesos.

La ciudadanía será la única afectada por el gasolinazo, ya que la burocracia mexicana estará exenta de esto. Mientras el resto del país padece las consecuencias del incremento, y muchos han salido a las calles a protestar por ello, los diputados federales y los senadores recibieron en 2016 ayuda para combustible por 13 millones 967 mil 632 pesos con cargo al erario.

Ellos a través de vales o monedero electrónico recibieron esa cantidad de pesos en 2016 para pagar su combustible. Y, para este 2017, la Cámara de Diputados aumentó dicha partida presupuestal donde ahora cada uno de los senadores de la Mesa Directiva gozarán de una tarjeta de 10 mil pesos al mes para el gasto de su combustible.

Para 2017, la Cámara de Diputados aumentó la partida presupuestal para vales de gasolina. En 2016 pagó siete millones 741 mil 680 pesos y para este año presupuestó nueve millones 321 mil 720 pesos. Y si nos preguntamos si es legal que los funcionarios paguen su gasolina con nuestro dinero, la respuesta es sí.

De acuerdo con El Manual de Percepciones de los Servidores Públicos de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal refiere que el personal con jerarquía de K a G —secretarios, subsecretarios, oficial mayor, jefes de unidad y director general— pueden solicitar “apoyo económico para cubrir los gastos de mantenimiento, combustible, lubricantes”. 

Por lo tanto, el ciudadano seguirá sufriendo el alza a los precios de las gasolinas, manifestará su descontento y exigirá a las autoridades la apelación de dicha decisión. Sin embargo, el tema de las gasolinas se añadirá en los discursos de los próximos aspirantes a la presidencia en 2018 donde volveremos a escuchar aquella promesa que Enrique Peña Nieto juró cumplir desde su camapaña “Compromiso Por México” y que fue: “No subiremos el precio de la luz y de las gasolinas”. Los próximo candidatos tendrán que planear bien su estrategia en cuanto a la cuestión energética para el próximo sexenio.

217933120161120_1494044891

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s