Los apartamentos #304 y #404 de Angélica Rivera

Por: Oliver López (Don Errata)

El día de hoy, el diario británico The Guardian reveló que la primera dama, Angélica Rivera de Peña, utiliza un apartamento de lujo en Miami, Estados Unidos, comprado por la compañía Grupo Pierdant (perteneciente al empresario Ricardo Pierdant), que aspira a competir por contratos públicos del Gobierno Federal en lo que respecta a la gestión de los puertos mexicanos.

Según la información brindada por The Guardian, Grupo Pierdant ha pagado los impuestos asociados a los apartamentos en Miami adquiridos –en un principio– por una compañía establecida por Rivera llamada Unit 304 OTO Inc. 

Los apartamentos con el número 304 y 404 se encuentran en el interior del complejo vallado Ocean Tower One ubicado en 799 Crandon Blvd., los cuales cuentan con piscina y  canchas de tenis.

Angélica Rivera compró en 2005 un apartamento con tres habitaciones con el número 304 de dicho complejo en el cual vivió un año con sus hijas. Éste departamento (el #304) fue el que mencionaría Rivera en sus declaraciones públicas en noviembre del 2014 sobre la “Casa Blanca” y sus múltiples propiedades.

Sin embargo, Grupo Pierdant adquirió mediante la firma Buscayne Ocean Holdings en 2009 el apartamento #404 del mismo complejo Ocean Tower One. Y para marzo de 2014, Grupo Pierdant asumió el pago de los impuestos sobre ambas propiedades (#304 y #404).

La relación entre el grupo empresarial y Rivera –según The Guardian– era más que entrañable a pesar de los intentos recientes del vocero presidencial, Eduardo Sánchez, por desmentir que no existe relación alguna entre el empresario Ricardo Pierdant y el Gobierno Federal.

El pasado 21 de junio, el portal independiente de periodismo de investigación enlapolitika.com reveló –según documentos obtenidos por ellos– que Angélica Rivera sí es propietaria del segundo apartamento (#404) en la ciudad de Miami en la dirección 799 Random Blvd Unidad #404, misma dirección del primer departamento que hizo público Rivera en sus declaraciones de 2014.

El segundo apartamento en Miami de la Pareja Presidencial tiene un tamaño de aproximadamente 3000 pies cuadrados, cuenta con 3 recamaras y 4 baños completos. El portal de bienes raíces www.zillow.com tiene valorado este segundo apartamento en 3 millones 529 mil dólares.

departamento-reconocido1-450x340

Departamento #304 de Angélica Rivera

Conflicto de interés: Pierdant-Rivera

De acuerdo al número de expediente 24-5205-066-0430, consultado por enlapolitika.com,  el 3 de marzo del 2014 la esposa del presidente Enrique Peña Nieto pagó 29 mil 703 dólares por concepto del impuesto predial por el inmueble ubicado en el domicilio 799 Crandon Blvd  Unidad #304, el pago fue hecho a través de la empresa Biscayne Ocean Holdings LLC según consta la factura #ECHECK-14-104628 del condado de Miami-Dade.

El mismo 3 de marzo del 2014, la misma empresa que pagó 29 mil 703 dólares por concepto del impuesto predial por el departamento de Angélica Rivera, efectuó otro pago por el mismo concepto, pero a favor del inmueble ubicado en el domicilio 799 Crandon Blvd Unidad #404, según consta la factura #ECHECK-14-104634 del Condado de Miami-Dade.

El 22 de enero del 2010, Biscayne Ocean Holdings LLC empresa que pagó el predial del departamento de Angélica Rivera, adquirió por la cantidad de 2 millones 50 mil dólares, el departamento ubicado en el domicilio de 799 Crandon Blvd Unidad #404.

Esta empresa (Biscayne Ocean Holdings LLC) fue registrada en el estado de Florida el 17 de diciembre de 2009 donde Ricardo Pierdant aparece como oficial de la empresa. Además, Darío Celis del diario Excélsior publicó que Ricardo Pierdant y Juan Armando Hinojosa Cantú son conocidos y pretenden participar en licitaciones del Gobierno Federal.

 

departamento-escondido-450x310

Departamento #404 de Rivera

 

¿Se encuentra Rivera en los apartamentos #304 y #404?

Julio C. Roa, fundador del portal enlapolitika.com, realizó una llamada telefónica en junio de 2016 al departamento #304 de Rivera con el objetivo de que alguien confirmara la posesión del segundo apartamento.

Roa inició la conversación telefónica haciéndose pasar como un personal de una empresa de paquetería mencionando que tenían que entregar un paquete para la Sra. Rivera y que querían saber en cuál de los dos apartamentos podían dejarlo, si en el #404 ó el #304.

La persona que contestó al principio se mostró reticente y dijo que no estaba autorizada para dar información, pero al ver que sólo se trataba de recibir un paquete, aceptó que se dejará en el apartamento 404.

Para reconfirmar que el departamento #404 también es propiedad de la esposa del presidente Enrique Pena Nieto, Julio C. Roa realizó otra llamada telefónica nuevamente haciéndose pasar como empleado de mensajería.

El supuesto paquete a entregar consistía en una botella de vino proveniente de Quebec. La persona que contestó la llamada nuevamente confirmó que la primera dama de México efectivamente posee otro departamento con el número 404. Ricardo Pierdant y Angélica Rivera sí estuvieron involucrados.

departamentorivera-450x300

Lobby del complejo habitacional Ocean Tower One.

 

 

 

Anuncios

Los Olvidados de Bicentenario

Por: López López Rafael Oliver (Don Errata)

  • Operadores del Corredor Reforma-Bicentenario se preocupan día a día por lo que ocurrirá con sus empleos a raíz de la próxima apertura de la Línea 7 del Metrobús que pasará por dicha avenida. El número de unidades será menor a la actual y la mayoría de ellos quedarán desempleados.

 

2Las monedas caen directamente sobre el contenedor ubicado a unos pasos de las escaleras. A un lado de éste se encuentra Marco Antonio quien tras el volante mira fijamente cómo sus usuarios entran uno a uno por la puerta delantera hasta llenar su camión. Observa en aquella alcancía de la unidad del Corredor Bicentenario un pago que dentro de unos meses se habrá extinguido. Dice que ha manejado autobuses desde los 13 años y tiene miedo de no pasar el examen para entrar como operador del Metrobús. Las 180 unidades actuales del Corredor serán sustituidas por 90 nuevas de la próxima Línea 7. La guerra laboral comienza a inundar en la conciencia de los operadores, quienes saben que tarde o temprano los removerán de sus trabajos.

“Hay algunos que no tenemos estudios y vamos a tener que buscar en otra parte”, es la frase con la que Juan Carlos Rodríguez resume la inquietud  de la mayor parte de los operadores quienes se encuentran con cierto temor por no saber dónde colocarse una vez que inicie la construcción de la Línea 7 del Metrobús. Sin embargo, existen otros que afirman que no resultarán afectados, sino todo lo contrario. La desaparición del Corredor Reforma-Bicentenario generará pérdidas de empleos, pero –para otros– será el ingreso a una mejor calidad de vida laboral.

La mayor parte de los medios de información se han encargado de velar por la revelación de cuestiones allegadas al proyecto de la nueva línea del Metrobús; no obstante, detrás de éste, existen historias de personas que serán afectadas por la construcción de este nuevo medio de transporte colectivo en la Ciudad de México.

 

Al borde de la desaparición

El Corredor Reforma-Bicentenario, según una nota de Portal Político.tv del año 2009, dio banderazo de salida el 2 de agosto del 2009 a manos del ex jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón. Se trató de la apertura de un corredor vial cuya extensión era de 28.5 kilómetros y que estaba planeada –desde ese entonces– para ir desde Santa Fe hasta Indios Verdes. ParaEbrard ello, el gobierno tuvo que extinguir la antigua Ruta 2 de microbuses que atendía la misma trayectoria y fue de tal modo como los concesionarios de la antigua Ruta 2 y los concesionarios de Bicentenario fundaron la empresa transportista que actualmente opera sobre avenida Reforma.

Para ello, se sustituyeron 365 microbuses y se inició el proyecto con una inversión de 250 millones de pesos en una primera etapa y de 25 millones más en una segunda etapa, según información de Reporte Índigo.

Además, el principal cambio por el cual apostó el gobierno capitalino fue la inmersión de un transporte con estándares internacionales que contara con paradas específicas instaladas a lo largo del Corredor y con el funcionamiento de las barras contadoras ubicadas en las puertas de ascenso que evitarían que éstas alcancías fueran “ordeñadas” por los propios operadores. Y, desde ese momento –como bien anunciaría el informe de Centro Transporte Sustentable (CTS) de 2010– los operadores han tenido que entregar una cuenta diaria de 800 pesos a su concesionario.

Según información obtenida a través del sistema de acceso a la información pública, actualmente el número de concesionarios que participan en el Corredor Reforma-Bicentenario es de 369, el Corredor cuenta con 180 autobuses y transporta al día 15 mil 440 pasajeros. En cada uno de esos 180 microbuses se encuentran las historias, no solamente de los operadores de los autobuses, sino también las de los supervisores quienes pese a su avanzada edad quedarán sin trabajo una vez se extinga el Corredor.

“Van a desmadrar Reforma”, dijo Mario Campos –supervisor de Bicentenario– además comenta que sobre avenida Reforma existen únicamente tres carriles para circular y que, ahora con el ingreso de la Línea 7, solamente quedarán dos puesto que el tercero será exclusivo únicamente para el Metrobús. (Hoy en día, los autobuses del Corredor Bicentenario y autos particulares pueden circular en el mismo carril).

3

Mario Campos afirma que las autoridades no se han acercado a hablar con ellos y dice que no sólo él, sino que varios quedarán sin trabajo. “Y luego quieren meter 90 camiones y con 180 no nos damos abasto. Nos va a cargar la chingada; esto es un total fracaso, pero no lo quieren ver”.

Campos dice que hay gente como él de 61 años que ya no podrá ser parte de la Línea 7 y menciona que, para la gente de su edad, la única opción será convertirse en vendedor ambulante o en –últimas instancias– robar. La misma situación ocurriría con Vicente Martínez, también supervisor del Corredor Bicentenario, quien mencionó que a sus 60 años su única alternativa es dedicarse a su taxi o ser mantenido por sus tres hijas, porque para la nueva línea del Metrobús la edad máxima de contratación será de 45 años.

“Van a quedar miles de desempleados como pasó con los de la Ruta 2. Ahí eran como 200 unidades colectivas y no les dieron trabajo a algunos y se quedaron sin empleo. Actualmente, hay mucha gente que come del Corredor”, afirmaría Vicente Martínez con respecto a lo que próximamente sucederá no sólo con él, sino también con sus compañeros.

No obstante, otro de los supervisores del Corredor llamado Javier Rodríguez explica que la construcción del Metrobús en Reforma no es una buena opción para ellos como transportistas. “Lo vemos en Insurgentes donde no se pueden ni subir en horas pico. Aquí lo hacen por negocio para unos cuantos y ya no para los que sí son verdaderos transportistas de aquí en Reforma”, comentaría Javier Rodríguez.

Además, con respecto al destino de las actuales unidades actuales del Corredor, el supervisor Javier Rodríguez declararía lo siguiente: “No son viejas, pero se van a sustituir. Son unidades Mercedes Benz del 2009 y con un buen mantenimiento no habría necesidad de sustituirlas”. Es decir que actualmente el parque vehicular del Corredor, a pesar de contar con buenas condiciones, no será reutilizado para la Línea 7 del Metrobús y así lo reafirmaría Martha Patiño –concesionaria de Bicentenario y líder transportista– en una nota de Publimetro del día 8 de marzo: “Aunque todavía les queda vida útil, no serán reubicadas en otras rutas, debido a que la intención del gobierno es la renovación integral de toda la flota”.

4

Jorge Rocha Álvarez –Director de Planeación, Evaluación y Sistemas de Metrobús– comenta en entrevista que éstas unidades (las de Bicentenario) son propiedad de los 369 concesionarios, que ellos son los que tendrán la última palabra sobre el destino de las mismas y que para poder reubicarlas en otras rutas la encargada de ese proceso será la Secretaría de Movilidad (Semovi). Además, mencionó que con los microbuses sí se sigue una política de destrucción; “lo que puede pasar con las unidades de Bicentenario es que las repotencien y las vendan en el estado de México”, afirmó Jorge Rocha.

No obstante, el propio Javier Rodríguez –supervisor del Corredor Bicentenario– explica el modus operandi en que se llevará a cabo la afectación para sus compañeros: “Les va a afectar porque son menos unidades. Aquí son 180 y hay tres turnos (matutino, vespertino y nocturno). Vamos a hablar de tres operadores por día en un sólo camión y luego ese parque vehicular lo van a rebajar a 90 unidades. Imagínate la cantidad de gente que van a quitar, y luego aquí tampoco te van a liquidar”.

Es así como existe la preocupación por parte de los transportistas del Corredor Bicentenario donde es probable que algunos agarren un taxi o terminen delinquiendo como también lo afirmaría el supervisor, Javier Rodríguez.

Los olvidados

“Tenemos un trabajo mal pagado. Aquí para poder sobrevivir –más o menos– tienes que trabajar 15 horas para sacar un sueldo y poderla sobrellevar, pero no para crecer. Aquí no creces nada, al contrario, vas para abajo. Tenemos hasta profesionistas laborando aquí: ingenieros, licenciados, hasta doctores. Y por ocho horas de trabajo sólo te dan doscientos y tantos pesos”, comenta el supervisor Javier Rodríguez.

En el Corredor existen 270 operadores. Algunos han manejado desde su adolescencia este tipo de camiones y otros únicamente están ahí por que es lo único que saben hacer. ¿Qué futuro les deparará a cada uno de estos transportistas?

Armando Galv5án, operador de la unidad No.110 del Corredor Bicentenario, menciona que para él la búsqueda de una oportunidad laboral en la nueva línea del Metrobús dependerá de su desempeño. Menciona que debe existir una ética del operador donde no deben existir accidentes o que no deben cobrar de mano, o que no tengan muchas faltas, ya que esas son cuestiones que la nueva empresa tomará en cuenta.

Sin embargo, Armando Galván comenta que dicha situación sí les afectará directamente porque es posible que no lo puedan contratar. Y afirma: “Pero si tú haces las cosas bien, a lo mejor sí tienes la posibilidad de que te escojan porque ellos (próxima empresa concesionaria de la Línea 7) hacen un currículum de cada operador que hay en la empresa para saber quién es buen conductor y quién no. Y de ahí van descartando gente, ya dependerá de uno pasar los cursos de la nueva empresa para poder ingresar”. Por lo tanto, los cursos de ingreso a la nueva Línea 7 se convertirán para los operadores en la principal fuente de trabajo a la que podrán acceder.

Armando Galván, después de trabajar año y medio, afirma que entró como operador del Corredor Bicentenario con la esperanza de poder ser parte de la nueva línea del Metrobús. Sin embargo, considera que –en caso de entrar– el sueldo sería un factor muy importante:

“Lo que tengo entendido es que van a pagar menos que aquí. Nuestro sueldo actual es de 1,650 por semana. En Metrobús ahorita está el sueldo en 1,800 catorcenal. Además, aquí no tenemos muchas prestaciones que digamos: ni vacaciones, ni uniformes. Aquí las cajas de ahorro no existen y si no trabajas en días festivos, te los descuentan. En Metrobús es todo lo contrario, ahí sí existen todas estas prestaciones”.

Por lo tanto, el entrar al Metrobús sería un paliativo ante las escasas condiciones laborales en las que se encuentran actualmente los operadores. Por eso, una vez que salga la convocatoria de la nueva empresa, gran parte de éstos acudirán a realizar los cursos de preparación con el anhelo de quedar seleccionados o de lo contrario quedarán desempleados. Y esta contratación, cómo bien diría Armando García: “Ya dependerá de la capacidad de cada uno”.

 

7

Además, a la par de la voz de Armando García, estaría la del operador de 36 años –Alexander Gómez– quien es el más joven del Corredor con sólo 6 meses de haber ingresado y comenta que sus líderes no le han dicho nada al respecto. “Ellos vienen con su gente y nosotros vamos para afuera”, afirmó Alexander.

Así, la situación de los operadores está en un volado como bien diría Miguel Ríos. Menciona que antes trabajaba en la Ruta 2 y rentaba placas, además de que a los 19 años tuvo a sus hijos y, con lo que ganó en el Corredor, pudo fundar su casa. “Antes había mucha oportunidad, ahorita ya no existirá eso”, afirmó.

Asimismo, Miguel Ríos comentó que la situación que atraviesan tanto él como sus compañeros parte de toda la gente que está involucrada en el proyecto del Corredor. El operador comentó que existen 375 accionistas, quienes están participando con alrededor de 200 mil pesos. Y menciona que las principales empresas del Corredor (Covilsa y Bicentenario) se juntarán para poder participar en el nuevo proyecto del Metrobús que es muy ambicioso, debido a que cada autobús cuesta alrededor de 12 millones de pesos.

A la par de Miguel Ríos, también está el testimonio del operador Jaime Chías Álamo quien maneja la unidad No.079 del Corredor Bicentenario y afirma que él, en comparación con los demás, no le gustaría ingresar a la nueva Línea 7 del Metrobús, debido a que él –desde antes– ya había trabajado como operador de dicho transporte y confiesa que no le gustó. “Cambia mucho. Por ejemplo, aquí trabajamos un sábado sí o luego un domingo, no. Y en Metrobús no es así. Ahí te tienes que ganar un descanso en fin de semana”, afirmó.

Igualmente, comentó que una vez que lo remuevan de su puesto buscará trabajo en muchas de las otras líneas existentes, mientras tanto confiesa con respecto a su emoción por ser operador lo siguiente: “Por ahora sí me gusta ser operador de este Corredor, pero cuando se acabe este despapaye, podré decirle adiós”.

****

Para conocer la postura oficial de los funcionarios allegados a la Semovi, con respecto al destino de los actuales operadores del Corredor Bicentenario, se recurrió a Claudia Patricia Recules Velasco –Directora del Fomento al Transporte de la Semovi– quien dijo: “Reitero que yo no estoy facultada para dar información al exterior de algo que aún no hay información oficial y ésa solamente la puede dar mi jefe. Aquí en corto digo que esa parte es complicada porque la información que yo podría proporcionar pudiera generar un conflicto social. El medio de transporte es un medio muy delicado y las personas suelen interpretar las cosas de muchas maneras y entonces hay problemas. No puedo dar información hasta que el director general Moisés Israel Bussey García me dé autorización”.

De este modo, la Secretaría de Movilidad quien es la encargada de velar por la dinámica del transporte colectivo en la ciudad y –a su vez– por lo que corresponde a los Corredores de transporte y otorgamiento de concesiones, se negó a dar opinión alguna sobre la próxima situación de los operadores de Bicentenario y de la Línea 7 del Metrobús. La Secretaría se ha vuelto visto involucrada en supuestos encubrimientos y facilidades que ha otorgado a ciertos concesionarios que han acaparado los Corredores de Transporte en la Ciudad de México, según lo expondría Reporte Índigo en una nota del 16 de octubre del 2013 donde menciona que la Semovi (antes Setravi) enfrentaba ya –desde ese momento– problemas legales por la operación de un nuevo corredor vial que circulaba por la misma ruta a la par de Bicentenario.

Según Reporte índigo, la administración de Miguel Ángel Mancera únicamente favorecía al empresario Jesús Padilla y a su empresa de transporte Covilsa (Corredor Villa-Lomas), ya que permitió que los camiones de Jesús Padilla violaran el contrato que Semovi ya había hecho con la empresa Bicentenario a la cual le habían dado la concesión por un periodo de 10 años; sin embargo, ahora Covilsa –con las facilidades dadas por la secretaría– ha entrado también a circular en la ruta del mismo Corredor Bicentenario.

La Semovi ha sido acusada por permitir una monopolización de los Corredores de Transporte en manos de Martha Patiño –concesionaria del Corredor Bicentenario– quien ha comprado más de 50 de 360 concesiones de Transporte cuando la Ley de Transporte estipula que solamente pueden adquirirse cinco por persona. Además, según información del diario La Jornada del 14 de enero del 2015, se afirmó que Martha Patiño fue muy allegada al ex secretario de la Semovi, Rufino H. León.

 

Línea 7 del Metrobús: un proyecto de ensueño

El 29 de junio del 2015, en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, se promulgó el proyecto de la construcción de la Línea 7 del Metrobús a raíz de que existen vialidades de alta concentración como Calzada de Ticomán, Calzada de los Misterios, Fray Juan de Zumárraga, 5 de Febrero y Paseo de la Reforma, las cuales son puntos importantes en la ciudad que conectan centros habitacionales del Norte de la ciudad con zonas del Centro y Poniente.10

La Línea 7 tendría su origen en el Centro de Transferencia Modal “Indios Verdes” y cuyo destino será en la intersección del Paseo de la Reforma y Anillo Periférico. Según información del diario 24 horas, para la realización de dicho proyecto se tiene destinada una inversión de 2 mil 500 millones de pesos de los cuales 700 se destinarán a la adquisición de las 90 unidades que darán el servicio de movilidad y los 1,800 restantes será para la construcción de obra: estaciones, tuberías, patios de encierro, mejoramiento de pavimentos, principalmente, en Calzada de los Misterios donde también se adecuarán banquetas.

8

El pasado 20 de enero, La Jornada publicó que el gobierno de la Ciudad de México otorgará una nueva concesión para operar la Línea 7; sin embargo, actualmente, no se ha otorgado concesión alguna y Jorge Rocha Álvarez –Director de Planeación, Evaluación y Sistemas del Metrobús– comentó que desde 2013 la Semovi ya había acordado con los transportistas de Bicentenario y Covilsa (Martha Patiño y Jesús Padilla) su posible participación en la concesión de la Línea 7. Pero, por ahora, el proceso se está llevando en marcha y en unos meses es probable que se dé la selección cuando ya entre en operación la nueva línea.

Con respecto a la fecha de iniciación de la obra, Jorge Rocha comentó que –pese a retardos– está planeada para que comience a finales de julio y menciona con respecto a la necesidad de implementar dicha ruta del Metrobús lo siguiente: “Surge la necesidad de llevar a cabo este proyecto por la cantidad de demanda de transporte que hay en Reforma. Se le llama vialidad primaria, por eso es que se seleccionó así”.

Además, Jorge Rocha afirma que las nuevas unidades que sustituirán a las del Corredor Bicentenario serán de piso bajo a ras de banquetas para que de esa forma las personas discapacitadas puedan acceder, además de que serán autobuses que cumplirán con la norma Euro 6; es decir, con alta tecnología que permitirá una menor emisión de gases contaminantes, ya que la de los autobuses de Bicentenario –según afirmó– es de tecnología Euro 5. Y menciona que las 90 unidades Enviro 500 que ya adquirió el gobierno capitalino son de doble piso y pertenecen a la firma londinense Alexander Dennis que ha dado servicio tanto en Londres, Tokio y Hong Kong.

 

9

 

****

Sin embargo, los propios operadores del Corredor Bicentenario se cuestionan por estas nuevas unidades de dos pisos, las cuales consideran complicarán la dinámica de vialidad en cuanto al ascenso y descenso de pasajeros. El supervisor Mario Campos del Corredor Bicentenario dijo al respecto: “Imagínate, transporte de dos pisos… si con un piso tardan mucho en bajar las personas, ahora con dos esto será peor”.

El académico en materia de Sociología Urbana de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Dionisio Hernández señaló: “Con respecto a los autobuses de doble piso no creo que vaya a tener una eficiencia en el transporte masivo. Y si meten un camión de doble piso es absolutamente turístico y es un sistema que va a lucir, no para solucionar problemas grandes en cuestiones de vialidad”.

Jorge Rocha Álvarez comenta que sí podría existir una saturación de las nuevas unidades de doble piso y, en cuanto a la modalidad de los descensos, mencionó que eso ya dependerá de cómo el usuario se adaptará a dicho ambiente de las unidades. Sin embargo, ¿qué pasará con los operadores de Bicentenario?

Rocha Álvarez explica que la nueva empresa que obtenga la concesión de la Línea 7 será la encargada de dar Seguro Social, capacitación y uniformes a los nuevos conductores, porque eso –según él– es una obligación que debe tener el concesionario. Además de que, en julio de 2015 el portal de Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México, publicó que Jesús Padilla –actual concesionario de Covilsa– afirmó que sí estaría integrando a los actuales operadores a la Línea 7 del Metrobús.

Ahora solamente queda esperar a que los actuales operadores del Corredor Bicentenario esperen la llamada de renuncia. Los retrasos en el proyecto de la Línea 7 han prolongado la estancia de los actuales operadores, quienes siguen operando sobre avenida Reforma. Algunos de ellos esperan con ansias el concurso de selección para ser conductores de la nueva Línea del Metrobús. Otros ven en el proyecto un gran atraso en materia de vialidad y observan cómo la avanzada edad se convertirá automáticamente en factor de retiro laboral.

Reforma es –por el momento– el espacio donde las llantas de los autobuses de Bicentenario ruedan, donde las monedas de los pasajeros siguen cayendo generando ganancias semanales en cada uno de los operadores que anhelan por trabajar horas extras. Son 270 hombres que, de ser compañeros por largos años, pasarán a ser próximamente enemigos en busca de una nuevo espacio de trabajo. No habrá liquidación, sólo una experiencia más, una metamorfosis laboral que con el paso de los años ha venido transformándose: de microbús a autobús, de autobús a metrobús. Al final, como dice Vicente Martínez: “Aún tengo muchas metas que cumplir”.

 

Curso de Redacción Fast-track. Lección. 10: ¿Cómo escribir extranjerismos?

Hola, errateros.

El día de hoy les traigo una lección con respecto a la forma en la cual deben emplearse y escribirse los extranjerismos, que son definidos –grosso modo– como aquellas palabras de origen extranjero que no son propias de la lengua española. A continuación les daré unas pequeñas recomendaciones para su uso adecuado y así puedan evitar caer en lo hipercorrecto (aquello que es correcto, pero que se emplea en búsqueda de un prestigio social tratando de copiar palabras que no corresponden a nuestro dialecto).

extranjerismos

 Uso adecuado de extranjerismos 

-Son incorrectos cuando en nuestra lengua ya existe un término al que alude el extranjerismo.

-Deben escribirse en cursivas o itálicas, subrayado o comillas.

-El criterio sobre cómo escribirlos correctamente es consultando el DRAE.

Para lo anterior, hay tres soluciones:

  1. Cuando los extranjerismos están en cursivas en el DRAE

En el caso de que los extranjerismos consultados en el diccionario se encuentren en cursivas, eso significa que la escritura de los mismos se mantiene de acuerdo a la lengua original y, por tanto, deberá escribirse en cursivas o subrayado.

Ejemplos: souvenir, striptease, ballet, hooligan…

2. Cuando los extranjerismos están en redondas en el DRAE

Cuando los extranjerismos consultados se hallan en redondas en el DRAE, significa que cumplen ya con los códigos propios de la lengua española, debido a que han sufrido procesos de adaptación; por tanto, deberán pronunciarse como se escriben.

Ejemplos: suéter (sweater), macarrones (maccheroni), cruasán (croissant)…

3. Cuando no están en el DRAE

El que algún extranjerismo no esté en el DRAE significa que su uso es incorrecto en nuestra lengua; por consiguiente, tengan mucha precaución. Y, si van a usar dicha palabra en algún texto, es recomendable ponerla en cursiva.

Ejemplos: shock (choque), parking (estacionamiento), rating (índice de audiencia), share (cuota de audiencia)…

————————————————————-

Hasta aquí la lección del día de hoy. Espero hayan tomado nota al respecto de estas palabras que últimamente han estado invadiendo a la lengua española. Recuerden siempre consultar el DRAE para evitar equivocaciones y no olviden que para cualquier duda pueden consultarme en mis redes sociales digitales. Un saludo.

Pd. La siguiente lección abordaré el tópico referente al uso de los puntos suspensivos.

El hombre sin almohada

Por: Don Errata  (Oliver López)

¿A quién le pregunto?

Nuevamente, he decidido retomar la terapia de cada día, aquélla que me ayuda a comprender realmente lo que sucede a mi alrededor, lo que me permite liberarme de mis miedos, inquietudes, enojos. La terapia nocturna ha llegado y mi cama se convierte en el psicoanalista de mi futuro progreso. Sin embargo, desde hace un mes ya no he podido desahogarme como lo he deseado. Mis almohadas han desaparecido; duermo ahora cual  vagabundo sobre un suelo sin acolchonar. Las dudas las consultaba con mi almohada, pero ahora me pregunto: ¿Quién me aconsejará y escuchará mis plegarias?

Recién acostado, volteo hacia el techo y veo en él una obscuridad inerte y escasa de respuestas. Mis párpados tiemblan y mi mirada se mueve sigilosamente de a lado a lado cual péndulo en búsqueda de hallar de un equilibrio oportuno. Comienzo a reflexionar –en el vaivén de miradas– la terrible situación que me ha atormentado desde hace tiempo: ¿De qué hablamos cuando hablamos de nosotros mismos?

El egoísmo puro se apodera de nosotros. En mi caso, prefería hablar de mí mismo con mi antigua almohada, que ahora ha partido para siempre. Pero, si puedes observar detenidamente a quienes te rodean, en sus palabras hay un cierto halo de misterio, incomprensión y avidez por la búsqueda del reconocimiento de una propia verdad o mentira que sólo puede hacerse visible en la enunciación de las simples y llanas palabras expulsadas por cada una de esas personas.

Hablan, escuchas; tratas de replicar, no puedes. Su discurso de ellos sigue continuando y te preguntas: ¿Hasta cuándo parará este martirio? o quizás ¿Hasta cuando se dará cuenta esta persona que, entre toda esa maraña de palabras, esconde secretos que no puede revelar?

Los miedos se esconden en nuestro inconsciente y no queremos que salgan a flote. Pero, si queremos hablar de nosotros mismos, los demás deben saber quiénes somos realmente. Al final de cuentas, somos humanos, no somos perfectos. ¿Por qué temer a lo desconocido o al rechazo? Si de algo aprendí en mis largas noches de terapia con mi almohada es que uno de nuestros mayores temores es no ser amado por quienes quisiéramos y, por otro lado, lo que más amamos es ser escuchados.

¿Cuántas veces hemos estado frente a frente con alguien y poder soportar su silencio? El silencio es la prueba ante el egocentrismo discursivo de nuestra propia voz. En él podemos no sólo admirar a la persona que tenemos en frente, sino contemplar la atmósfera que nos rodea, aquélla que trata también de mandarnos respuestas con una serie de elementos que quedan grabados en nuestra memoria.

El verdadero desafío es difuminar los horrores de la reciprocidad yoica y buscar el rescate de los pequeños detalles que la vida ha puesto frente a nosotros. Entonces, ¿por qué seguimos “inmortalizando” en fotos detalles sin importancia en cada una de nuestras cámaras?

La memoria es el verdadero baúl de los sentimientos ocultos. Los encuadres guardados se quedan impregnados con todos los elementos posibles que están presentes en nuestro momento significativo. La imagen digital -por mas que lo desee- jamas podrá cumplir con todos los requisitos que nuestro cerebro –con sus sentidos– es capaz de almacenar.

Aún falta mucho por aprender; hemos retrocedido hacia este comportamiento yoico y de protagonismo. La cámara se convierte en el capturador de hechos que originan alabanzas, envidias y decepciones. La gente habla de sí misma por medio de este soporte. ¿Qué están revelando de sí mismos y que están escondiendo en realidad esas personas? No hay una reciprocidad en esta cuestión.

La gente comparte imágenes, revela lo mejor de sus vidas, pero no hay un alto; sin embargo, se sienten amadas, porque saben que alguien las está “escuchando” o tomando en cuenta. Ahí es cuando la felicidad se vuelve esclava de la aceptacion del otro. Si no somos correspondidos como queremos, resultamos ser personas incomprendidas y sin anhelos de continuar. La gente puede olvidarse de todo ello mediante un simple incremento de apreciación por parte del otro, aquél que no conoce y que simplemente está del otro lado de una pantalla o que quizá solamente ha tenido una escasa interacción con él. Pero, para esa persona, el desconocido se vuelve en el incentivo de una felicidad. Actualmente, se confía más en el extraño que en nosotros mismos. Buscamos el consuelo en lo que otros pueden decirnos que en lo que nosotros mismos podemos decidir. Si no hay nadie que valore mis logros, no existo.

La vida nos ha ido deteriorando poco a poco y cada uno de los tropiezos se han vuelto minas que han ido hiriendo nuestro propio camino. Si seguimos hablando de nosotros mismos, habrá un momento en que nadie querrá escucharnos; se hartarán de nosotros y pondrán ante nuestra propia vista la barrera del silencio que nadie ha logrado superar.

Tratar de golpear a nuestro propio orgullo es lo que permitirá ver más allá de las mismas historias. Existen millones de relatos allá afuera que necesitan ser escuchados, quizás alguno de ellos ayude a complementar problemas que nos han invadido desde tiempos inmemoriales o tal vez se conviertan en lecciones de vida para cada uno de nosotros.

De lo que sí estoy seguro esta noche es que pude darme cuenta que, pese a la falta de almohada, las reflexiones nocturnas han vuelto con un logro: al fin pude aprender a escucharme a mí mismo sin necesitar a alguien más a mi lado que respondiera a cada uno de mis cuestionamientos. La respuesta está en mí, no en una bolsa de plumas.

hombre-durmiendo

Devaluando a México: 3 años de EPN en el poder

newsweek_0

El 1º de diciembre de 2015, el presidente de la República, EPN cumplió tres años bajo el mandato ejecutivo del país. La mitad del sexenio ha llegado y la opinión pública empieza a preguntarse qué más pasará durante los últimos tres años del gobierno priista en Los Pinos. Lo que se sabe, hasta el día de hoy, es que “el nuevo PRI” decidió elegir a un candidato que salvaría a México, pero –actualmente– se habla, como lo diría la revista Newsweek, de un “salvador que no lo fue”. Saving Mexico era la portada de la revista Time en febrero de 2014, pero ahora la nueva portada debería ser “Devaluando a México”.

La devaluación del país no sólo se ha visto a nivel económico, siendo que el dólar ha logrado un aumento estratosférico frente al peso, sino que también se ha vislumbrado en el ámbito político y social. Las Reformas estructurales del gobierno peñista han llevado a que los objetivos principales no se cumplieran y, en cuanto a la reforma educativa, ésta ha tenido grandes controversias, ya que en lugar de centrarse en la construcción y mejoramiento de programas educativos, se ha ido directamente a la cuestión evaluativa de los profesores, quienes hoy en día siguen manifestándose en contra de la aplicación de la evaluación docente.

Por tanto, a lo largo de estos tres años, la devaluación del gobierno de EPN se ha originado a partir de acontecimientos que a continuación enlisto:

  • El engaño económico;
  • Reforma fiscal recesiva;
  • No hay multillonarias inversiones en telecomunicaciones;
  • La corrupción es un fenómeno cultural;
  • La crisis de Iguala-Tlatlaya y Ostula;
  • La fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán;
  • La criminalización de la protesta social;
  • Carencia de una estrategia efectiva para combatir al crimen organizado;
  • Fracaso de la reforma educativa;
  • Equipo de gobierno fracturado.

Así es como termina un tercer gobierno en el que ha imperado el declive de un sistema de gobierno que se pensó que solucionaría los problemas dejados por los gobiernos panistas, más bien –el nuevo régimen– ha ido en decaimiento.

Durante el mandato de EPN, un millón de mexicanos ha ingresado anualmente a las mediciones de pobreza, que según datos de la (OCDE) Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, sitúan al país junto a Brasil y Turquía como los mayores en cuestión de pobreza. Además, de que, en el territorio mexicano, la concentración del capital económico se encuentra en manos de cuatro hombres: Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Bailleres y Ricardo Salinas Pliego.

Las contradicciones son desiguales y contradictorias. México es un país diverso no por sus raíces o diversas culturas que habitan a lo largo y ancho del país, sino por la diversidad de desigualdades que pueden observarse. De un lado están los ricos y por otro lado los pobres. Conviven en una misma colonia, en una misma delegación, en un mismo municipio, en un mismo estado, en un mismo país. La solución a la devaluación es no creer que la solución se encuentra en el presidente. Todo parte de la construcción de políticas reguladoras que busquen el mejoramiento de las instituciones y que permiten el adecuado funcionamiento de la estructura social y política.

Si bien EPN es culpable, más culpables de la devaluación son los diputados, quienes han sido cómplices de la aprobación de aquellas Reformas que se han consolidado y que han perdido la carrera en la búsqueda por su efectividad. El 2015 se está yendo, pero llega un nuevo año. ¿Recuperará EPN su popularidad entre la ciudadanía? Eso estará por verse.

Entre las lágrimas de un indigente

Por: Don Errata (Oliver López)

 Mediante la empatía se puede comprender el carácter del propio interlocutor y compartir de forma natural y sincera el destino y los problemas de los demás

Ryzard Kapuscinski

Noviembre, 2013

“¡A la víbora, víbora de la mar…! ¡Viva! ¡Viva! “. Rafael Cruz Vidal se dirige hacia mí y comienza a cantar con una sonrisa y una mirada que ––extrañamente–– se encuentra perdida. Sus movimientos de vaivén acompañados de tropiezos sobre la acera reflejan una condición poco común. El resto de sus compañeros, formados a las afueras del Comedor Comunitario de La Casa de Apoyo al Menor Trabajador, comienzan a rolar “las monas” desde atrás hacia adelante; pareciera como si el adelanto del postre ya se estuviera suscitando. La droga se encuentra en la mano de los jóvenes y adultos. Miradas perdidas, encapuchados adictos, voces sin tono, olores de olvido y religiosos en búsqueda de la salvación.

Rafael Cruz, joven de 25 años, es el tímido del grupo. Se le ve postrado contra la pared del comedor comunitario. Hasta ese momento nadie le dirige la palabra, lleva ambas manos en la bolsa de su suéter color verde acompañado por una cachucha grisácea que, por lo desgastada que está, todo parecía indicar que antiguamente era de un color verde oscuro.

Rafael Cruz Vidal me observa, me extiende la mano, y hacemos contacto inmediato. Me considera su hermano, “tocayo” como bien me diría al cruzar las primeras palabras con él. Es uno más dentro del clan de las personas en situación de calle de la Ciudad de México.

Comenta que antiguamente vivía en Tijuana, tierra que lo vio lo nacer y lo llevó a un futuro liderado por el Narco y las armas. Su padre murió a causa de un complot hecho por el cartel de Tijuana. Rafael Cruz habla demasiado rápido que la mayoría de sus palabras se esfuman quizás a causa de lo dramático de su situación; no quieren ser oídas, prefieren perderse entre el aire para no volver a ser recordadas al menos por él, sino únicamente por Dios, su único salvador.

“Yo sé que los pecadores no alcanzarán el reino de Dios pero, a pesar de eso, yo amo a mi México Querido: México lindo y querido, si muero lejos de ti, que me traigan aquí y que me entierren aquí”. Rafael Cruz revela que ha sido un pecador, canta con fervor México Lindo porque para él, a pesar de vivir en un país repleto de corrupción, existe una oportunidad para aquellos abandonados por las autoridades. La única forma de lograr un lugar en estar tierra es encomendarse a Dios.

Rafael Cruz mencionó que para él la vida en Tijuana “está cabrona” y que en los ranchos está mucho peor, porque existe la figura de los rancheros, los “botudos”, los “sombrerudos”, los machistas. “Mis amigos me decían que si los rancheros me faltaban al respeto, yo no debía dejarme. Lo conveniente era matar a esos putos y partirles la madre. Por lo tanto, mi padre ––antes de morir–– me djio que aprendiera todo lo que pudiera de él”.

La violencia de Tijuana fue un factor del cual Rafael Cruz Vidal no pudo librarse, ya que no sólo se convertiría en una causa de pérdida de muchos familiares, sino también en su modus vivendi. Paralelamente, a la edad de 24 años, Rafael se había juntado con una mujer de 40 años y comentaba que, para celebrar sus cumpleaños ––en lugar de chelas y pastel––, su jefe le daba drogas con muchos químicos.

Al mencionar la palabra droga, la voz de Rafael se corta por momentos, sus ojos comienzan a cristalizarse y su mirada comienza a enrojecerse, una pequeña inhalación y suspiro lo pone de nuevo en combate. Afirmó que uno de sus mejores amigos murió a causa de “tanta pinche droga” .

––No fue fácil. Fue mi amigo desde la primaria y lo encontré la última vez bien drogado. Y le dije: “Guey, ¿qué tienes?”. Y me respondió que estaba bien, aunque en el fondo sabía yo que estaba bien perdido en las drogas. Yo me considero una persona muy inteligente y siempre me encomiendo a Dios para que me dé más, y sé que todo lo que esté en nombre del Padre será cumplido y lo he comprobado.

Rafael Cruz afirmó que él no peca para Dios, que no hay que ponerlo a prueba y tampoco a Cristo. “Yo lo amo a él y él me ama a mí”. Así es como su fe religiosa se convierte en un escudo protector que lo cuida diariamente de los peligros que se viven en la colonia Tacubaya en la cual habita. Para él Dios es la única salida que le queda.

––(canta) Por que me amaste a mí, te amo más que a mi vida con una corona de espinas…

A medida en que Rafael Cruz platica su experiencia, de su lengua amarillenta ––plagada de una espesa masa blanquecina que revelaría quizá alguna infección–– salen palabras que denotan su paso de creer en el narco a convertirse en un humano meramente religioso. Menciona que nunca ha tenido paz en su vida y que, desde que su antiguo jefe lo comprometió al Narco con una 9 milímetros, empezó a involucrarse más con los cárteles. Sin embargo, cree que el gobierno tiene muchas cosas que hacer como lidiar con el narcotráfico y que para él lo peor era cuando el ejército hacía antidoping en Tijuana. Comentó que esta práctica “era la perdición para muchos de nosotros”. (Rafael Cruz comienza a secar sus lágrimas que recién acababan de salir de su rostro y dice: “Hace mucho tiempo que no lloraba”).

––Perdona. Es que luego me acuerdo de mi padre y me duele en el corazón porque lo extraño mucho (vuelve a caer en llanto) pero ps ya ni modo, así es la vida ¿no? Nacemos, crecemos y después morimos. El tiempo pasa y no se detiene. Afortunadamente, conocí a un rapero que estaba devastado, pero Dios lo cambió. Dios sana, él restaura vidas.

––Es entonces “el salvador” como muchos le dicen ¿no?

–– Sí, así es. Él está dispuesto a salvarnos del pecado. Él dio su sangre por nosotros sus pecadores. Yo fui pecador, pero me arrepentí después. Deja te leo un párrafo de San Juan.

Rafael Cruz Vidal ––inesperadamente–– saca del bolsillo de su sudadera una Biblia  muy pequeña color azul (del estilo de aquellas que suelen regalar ––rara vez–– a las afueras del metro), recorre las páginas de la misma con sus manos entintadas de un color negruzco a causa ––quizás–– de la suciedad de las calles y de las coladeras donde suele dormir. Encuentra el versículo deseado y entre las hojas se asoma un esperanzador billete de 20 pesos. Por mi mente pasó que ––al menos–– por aquel día él no pasaría hambre.

––Te cito el versículo: “Los principales sacerdotes buscaban testimonios contra Jesús para regalarle a la muerte, porque muchos decían falsos testimonios contra él, mas sus testimonios no concordaban”. Todo esto no fue cierto, porque la gente creía en los milagros de Jesús. Fue una gran muestra de amor que diera su vida y su amor puro.

Rafael Cruz, a pesar de ser víctima del Narco, también se consideró víctima de las mujeres a las cuales desprecia por lo que vivió en su pasado. Mencionó que éstas exigen amor puro a cambio de dinero. Para él, el amor es una cosa sublime, pero ––por ahora–– sólo confía en el amor de Dios.

La condición de Rafael Cruz se debe principalmente a su neurosis, la cual padece desde hace ya unos años. De ahí el porqué de sus movimientos descontrolados, su delirio y su falta de conexión de las ideas asociadas a un volumen de voz que subía y bajaba recayendo por momentos en la felicidad, el enojo y la tristeza.

Mencionó que está en un grupo de “neuróticos anónimos” a causa de que nunca usaba su cabeza para actuar adecuadamente, ya que jamás le importó la vida de las demás personas durante su vida pasada. “Cuando iba a la sierra pues había narcos, guey. Todos ellos vendían droga, pero no nos podíamos llevar nada nosotros, nos obligaban a regresarla. Y ––aunque no lo creas–– yo estuve preso 5 años, está muy canijo ahí”.

––¿Hace cuánto que salió de la cárcel?

––Salí hace 3 años.

––¿Por qué lo encarcelaron?

––Por una supuesta violación a una menor. Yo no hago esas cosas, se trataba de una niña de un año o dos, ni que la hubiera matado; ahí sí se las aceptaba, pero no soy estúpido. Antes soñaba que alguien me violaba; eran más bien pesadillas. Conocía a un gay que le gustaban, en ese entonces, los jóvenes como yo, y me dijo que si revelaba algo de él me iba a matar. Yo le dije que a mí nadie me mataría, pero si hubiese tenido la oportunidad yo lo hubiera matado antes.

––Pero… ¿usted no cree en la venganza?

––No. Y a pesar de que Dios es grande, yo lo hubiera matado desde cuando. Lo único que llegué a hacer fue robarle a ese maricón 10 mil pesos; me pasé de lanza. Yo no soy gay, ni activo ni pasivo, nada de eso. Yo soy un hombre hecho y derecho. Pues… déjame te digo que tengo un hijo de siete años.

––Y, ¿él dónde está ahorita?

–– Está en Manzanillo, Colima.

––¿Con quién está viviendo su hijo?

––Con su mamá. Ella ya no quiere estar conmigo, yo le decía a Ana –mi esposa– que teníamos que juntarnos por el bien del niño, se lo pedía de favor. La última vez que vi a mi hijo, me dijo: (Rafael nuevamente vuelve a caer en lágrimas) “Papi, ¿no nos vas a ayudar?”. Y yo le respondí: “Tranquilo, papito. No llores”. Le dije que no lo quería, sino que lo amaba. Después de dejar a la madre de mi hijo, nunca me volví a casar. Ana me rechazó después de que tuvimos al niño. Pero, a pesar de que me las vi negras con mi pareja, siempre intenté hacer lo posible por ofrecerle a mi hijo comida, principalmente, tortillas y frijoles.

Rafael Cruz Vidal dice que se muestra como una persona olvidada donde la calle es su casa, la generosidad de la gente sus ingresos y antiguamente las drogas sus refugio de la realidad. Su vida no ha sido sencilla desde que salió de las filas del cártel de Tijuana. Aprendió a no pecar después de cinco años de estar preso. Ahora es un hombre libre, abandonado y en búsqueda de la salvación que se postra no en las autoridades o en programas sociales del Gobierno del Distrito Federal, sino ––más bien–– en la fe de Dios con la cual afirma que puede conectarse con Él en el fondo de su corazón.

Las lágrimas compartidas por Rafael Cruz Vidal reflejan la vida de un hombre que, a pesar de padecer neurosis, refleja sentimientos encontrados, historias pasadas y muestra la humildad de una persona que vive el día a día en las calles en búsqueda del pan diario. Su historia hace reflexionar hacia dónde vamos, por qué desaprovechamos lo que tenemos, por qué no actuamos por salvar a aquellas personas que son nuestros olvidados vecinos nocturnos. La respuesta está en voltear a ver a nuestras calles, a nuestros rincones de la colonia para darnos cuenta que nosotros también podemos compartir lágrimas con estas personas, porque somos humanos y ––al igual que Rafael–– hemos sido pecadores. “La fe es mi única esperanza”. 

 

Zumbidos

Por: Don Errata (Oliver López)

—No me responde el condenado. El icono verde dice que está conectado. A ver… le voy a mandar un zumbido para que se despabile.

Tzzz,tzzz…

—¡Ah, cabrón! Ahora sí me sacó de pedo… ¿Qué querrá ahora?

Roberto logró que Miguel reaccionara para concretar la comunicación vía Messenger. , aquél que no está bajo la figura de un círculo azul con un rayo en medio, sino —más bien— de aquel programa, de aquel símbolo que unió a una generación entera bajo la figura de dos monitos azul-verdes que bien podrían ser considerados como obras de arte de aquella época.

El Windows Messenger era la zona de ocio donde la gente podía saber tus sentimientos a través de las frases ubicadas a un lado del botón de tu estado de conexión. El stalkeo había surgido ya desde esos momentos. Ahí estaban los estados tristes —emos para algunos—, las indirectas más directas, el solitario que se unía a los convencionalismos del estado “feliz”, “triste”, “enojado”, los poetas efímeros, y quienes se plagiaban versos de algunas canciones para reflejar su estado de ánimo.

El Messenger lo era todo: “Ahora sí voy a llegar a casa para conectarme todo el día aunque no esté en la compu. Para eso pondré el botón en ocupado”. (El color rojito pasaría a indicar un alto que ––como en los semáforos–– podía ignorar el otro con sólo  mandar múltiples zumbidos a la persona). Mientras tanto, la cuenta de la luz bien gracias…

Ventanas que se abrían cada segundo bajo un pitido parecido al del metro del D.F., que no indicaría la llegada del tren, sino la llegada de un mensaje del hermano, primo, amigo, ligue, novio o novia, extranjero, o posible secuestrador. Estamos en México y hasta por dicho medio ya podían extorsionarte en aquel entonces.

La mayoría vivía pegada a la pantalla, “jalaba” el internet del cable telefónico o acudía a los cafés-internets, sí, aquellos que te cobraban la hora sin necesidad de pedir un caffé latte o chai. La gente iba a dichos lugares, chateaba —hasta por webcam— y regresaba a la normalidad. El smartphone aún no pervertía sus vidas y su tiempo.

El Messenger sería el modelo de las nuevas aplicaciones de mensajería. Introdujo ante usted el emoticón, le mostró que los zumbidos —a pesar de ser usados en su mayoría para joder o para demostrar que le gustabas a alguien, según ciertas teorías pubertianas— eran claves para evitar el corte de una conversación, y aunque Facebook haya adoptado el “toque”, la función del zumbido se perdió. Y sí, lo más importante es que el chat llevó ante usted una forma rápida de platicar el chisme que había quedado pendiente o los nuevos que aún estaban por saberse.

Cómo no extrañar esos tiempos… Aquellos donde pasabas horas platicando porque sabías que únicamente podías chatear con esa persona vía computadora o laptop. Se aprovechaba hasta el máximo esos momentos. Ahora el sentido del Messenger se perdió: a cada momento uno puede enviar un mensaje. Pasó de ser una plataforma de largas platicas a un aviso oportuno de la inmediatez. Y, ya ni qué hablar de los “vistos”. Ese es otro tema. #MeDuelesFacebook

Fuimos Messenger, fuimos la escuela del chat, aprendimos la regla del zumbido, de los estados y dimos paso a la era pre-FaceTime o Skype. Por tanto, quiero volver a ser un zumbido, aquél que mueva tu ventana y te haga abrir tu capacidad de comunicación. Cuéntame algo, contágiame por horas, no por minutos. Soy indefenso y quiero conocerte.

La Muralla de la Inocencia

Por: Don Errata (Oliver López)

La separación de dos realidades está materializada en un muro que llevó a dejar afuera a aquellos quienes creyeron nunca ser victimizados. La muralla de la inocencia ––plagada de hombres y mujeres jóvenes quienes luchan día a día del otro lado de ella–– pasó a convertirse en un velo que cubrió los ojos de aquellos quienes imaginaron nunca poder volver a entrar. Sólo veían por fuera aquella valla que tanto esfuerzo les costó construir.

Durante un periodo de su vida, los letrados habían luchado por tres años para estar del otro lado de la muralla. Algunos le llaman la tierra prometida, porque el ingreso a sus interiores permite un escape al fracaso, una nueva oportunidad, un despoje y una madurez hacia las glorias a las que la mayor parte de la población no ha podido acceder. La inocencia de sus habitantes es recíproca, el orden es imaginario pero latente, y el pacifismo el arma que vigila el perímetro de cada puerta que está teñida con el miedo de que algún día alguien podrá penetrar en ellas.

En el otro mundo están los mortales ––algunos les llaman los bárbaros–– quienes son, realmente, aquellos que envidian lo que algunos lograron cosechar. Dicen que planearon su ataque desde meses antes, pero nadie se lo esperaba. Llegaron sin siquiera abrir fuego a discreción. Tomaron palos y piedras y ––con armas hechas por ellos y una que otra de hierro–– decidieron dar pie a su plan.

Los bárbaros actuaron infraganti y todo resultó según lo esperado; la tierra pacifista quedó ensimismada ante dicho ataque. Los otros no tenían con qué defenderse, mientras los rebeldes sitiaron la tierra prometida hiriendo a su paso a unos cuantos quienes nunca pensaron que quizá su vida podría haber terminado en un sólo instante. La destrucción de la base principal ––encargada de la difusión de información a la comunidad–– era el objetivo de los bárbaros y, la conquista del territorio, una oportunidad para darse a respetar y conocer al fin la gloria de la victoria y la dominación lograda mediante la violencia.

Los inocentes tuvieron que migrar de su lugar de origen, algunos buscaron ayuda pero ésta llegó tarde. Otros se arroparon en tribus lejanas mientras varios vieron que la muralla no era más que un señuelo casi de papel que fue penetrado por el fuego de la violencia de aquellos que nunca mostraron su rostro y que posiblemente se trataba de gente a la cual le robaron su lugar después de los tres años de preparación hacia la tierra prometida. Los bárbaros buscaron su venganza y la obtuvieron.

La muralla intercambió los bandos a pesar de que las fronteras unidas seguían existiendo; sin embargo, ahora la niebla había dominado las tierras de la sabiduría. El miedo de los bárbaros de seguir siendo aborrecidos por los inocentes terminó por convertirse en una preocupación donde el regresar a la tierra prometida ya no sería lo mismo para los letrados. La mancha de la maldad los había despojado de su patria y muchos se preguntaban si el volver sería lo adecuado… “¿Quién cuidará de nosotros ahora?, ¿la muralla ya no es segura?, ¿tendremos que migrar hacia otra de las tierras prometidas existentes?, ¿habrá que pelear pacíficamente como bien nos han enseñado nuestros mentores? ¿Es la violencia el único medio para ganar las batallas? ”.

La diplomacia y el bien hacer de los inocentes los llevó a un acuerdo. Fueron vencidos aquel día, pero sabían que su astucia y preparación los llevaría a recuperar lo que siempre les había pertenecido. El Sitio de la Tierra Prometida duró sólo dos días. Guerreros aliados de los inocentes trataron de cruzar las puertas de la barrera recién violentada, los bárbaros los recibieron con fuego y pedradas. No obstante, al tercer día, los inocentes fueron avisados de que las puertas de la muralla al fin estaban abiertas.

Algunos decidieron volver y lograron atravesar nuevamente las puertas hacia el camino de la sabiduría. Al cruzar del otro lado, el velo desapareció de sus ojos, los bárbaros se habían ido y fueron informados de esto por los altos mandos quienes lograron despojar a los rebeldes mediante el acto de la no-violencia.

Las preguntas, una vez manifestado el regreso a la tierra prometida, fueron: ¿Es en sí la muralla una forma clave de librarse de los grupos violentos o es el medio para resguardar a aquellos inocentes que preservarán el conocimiento? O quizás: ¿Es la muralla una forma de “violencia pacífica” materializada en su inmovilidad y majestuosidad?

La respuesta no es querer dividir a la población mediante la muralla, sino más bien  evitar la propagación de prácticas violentas que no llevan a un sentido. Atacar sin ser atacado, aprovecharse de la inocencia para destruir propiedades cuando realmente nunca se fue amenazado e irrumpir en un mundo en pro de la humanidad es saber que existe gente irracional y violenta detrás de las murallas no sólo físicas, sino también cognitivas.

El simple actuar de los bárbaros ha demostrado que la verdadera muralla no es la que ellos pueden ver, sino la que vive dentro de ellos plasmada bajo un sentir, una emoción, una idealización de lo que creen que deben hacer, pero que realmente no conocen porque simplemente nadie les ha dicho lo que es correcto hacer. Sus instintos siguen las pulsiones y los instintos de otros.

Actuar bajo las máscaras anti-identidad revela el bajo perfil de quienes están involucrados en estos grupos de violencia. Lo que hicieron puede tener perdón porque no saben en el fondo lo que hacen ni por qué lo hacen, sólo lo hacen porque los demás desean hacerlo para lograr un fin sin sentido.

Lo que únicamente les queda es perdonarse a sí mismos por saber que han errado al pertenecer a un grupo que no los llevará a conocer lo que bien pudieron haber conocido si hubiesen logrado ser aceptados en la tierra prometida, aquella en donde la muralla de la inocencia ha recobrado su luminosidad y la cual seguirá dando oportunidad a los redimidos quienes vengan en pro del conocimiento y la auto-reformación. Mientras tanto, ahora serán consignados porque la violencia no es un medio para un fin, sino ––como ya se vio–– es más un escape ante aquellas pulsiones incontrolables que deben aflorar aunque sean, en sí mismas, completamente irracionales.

Barbaros

muralla

Curso de Redacción Fast-track. Lección. 9: Paréntesis y Corchetes.

Hola, errateros:

Nuevamente vuelvo a retomar este curso después de unos cuantos meses de ausencia. El día de hoy toca abordar el tema de dos signos ortográficos como lo son  los paréntesis ( ) y los corchetes [  ]. Recuerden que su uso es pertinente dependiendo de cada caso en el que ustedes deseen emplearlos. Al final de la lección contarán con una pequeña evaluación para poner a prueba los conocimientos adquiridos. ¡Comencemos!

50D

Paréntesis

Los paréntesis son signos de puntuación auxiliares; no son indispensables como el punto, la coma o los dos puntos. En primer lugar, se utilizan para añadir algo completamente marginal que se desea incluir en el texto; es decir, en orden de relación con la oración, puede decirse que lo que está entre comas es más cercano a la idea que planteamos, después seguiría la raya (––) y por último el uso de paréntesis entre los cuales se encuentra algo más ajeno a la idea central de nuestra oración.

Los paréntesis tienen una serie de usos muy básicos, los cuales son:

1.Elemento intercalado: Como se había mencionado en el párrafo introductorio, los paréntesis introducen elementos menos vinculados con la idea central de la oración.

Ejemplo: El abuelo de Alberto (en su juventud fue un brillante cirujano) parecía una estatua sentado en aquél sillón. 

Pueden notar que la oración del ejemplo anterior muestra una idea que está  desvinculada con la idea central; por tanto, anexa información acerca del sujeto y, si la quitásemos, la oración seguiría teniendo sentido.

2. Añadir aclaraciones o preposiciones: Son datos muy puntuales que se añaden después de haber introducido un dato adicional para conocimiento del lector.

Ejemplos:

-Miguel de Unamuno (1846-1936) es el autor de Niebla. 

Fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), instalaron retenes en las carreteras del país. 

En los anteriores ejemplos, la información presentada entre paréntesis, son datos que aclaran o puntualizan algo respecto del sujeto que se habla. En el primer caso, tenemos las fechas de nacimiento y muerte de Unamuno y, en el segundo caso, se presenta entre paréntesis la sigla de la Organización de dicho tratado.

3. Acotaciones en literatura dramática y guiones de radio, cine y televisión

Los paréntesis también pueden ser empleados, principalmente, para indicar acciones o ciertas acotaciones en los guiones literarios, dramáticos y de medios de información. Por lo general, son muy vistos en guiones de teatro.

Ejemplo:

––Mateo (golpeando a Mariana): ¡Te dije que te callaras!

––Mariana (conteniendo el llanto): Solamente quería ayudarte. (Sale)

4. Incisos

En este caso, se puede poner únicamente el paréntesis de cierre, pero lo ejemplar es poner ambos paréntesis.

Ejemplos:

(a) Sexo ————- a) Sexo 

(b) Edad————–b) Edad

(c) Nacionalidad—-c) Nacionalidad

5. Indicar omisiones en citas

 Este es un recurso muy empleado en textos escolares y periodísticos, ya que se emplea cuando se cita a  otro autor con la finalidad de cortar su idea y seguir retomándola en la misma cita. Para esto, se coloca el paréntesis con puntos suspensivos (…), lo cual indica que hay una omisión de idea. ¡Recuerda que las citas siempre deben ir entre comillas!

Ejemplo:

“México (…) es actualmente una de las ciudades más pobladas del mundo”. 

6. Introducir enunciados completos independientes pero desvinculados con la idea general del párrafo. 

Este uso suele ser muy parecido al de elemento intercalado; sin embargo, los paréntesis en lugar de ir entre las oraciones se coloca al final de la oración o párrafo con la intención de añadir algo completamente desvinculado de la idea. Se emplea, en mayor medida, en textos literarios.

Ejemplo:

Se fue dando un portazo. (Creo que estaba muy enfadado).

Me miró mientras la lluvia caía sobre nuestros rostros. Nos tomamos de la mano y ella se acercó hacia mí; podía percibir que su vista se dirigía hacia mí boca con la intención de devorarla con un sólo vistazo. Sus labios se pegaron contra los míos y el calor evaporizó aquellas gotas que acariciaban nuestros ropajes. (El sabor a fresa de sus labios me hizo recordar aquel perfume con el cual me conquistó cuando tuvimos nuestra primera cita). 

Corchetes

Son una alternativa a los paréntesis en situaciones especiales, aunque su uso ejemplar es indicar omisiones de citas. A continuación, se presentan los diferentes usos de este signo ortográfico.

1.Indicar omisiones en citas: 

Es el mismo uso que el de los paréntesis; sin embargo, es importante aclarar que es más ejemplar utilizar corchetes que paréntesis. A continuación el mismo ejemplo que el visto en la sección de paréntesis.

Ejemplo:

“México […] actualmente una de las ciudades más pobladas del mundo”. 

2. Paréntesis dentro de paréntesis

Este es un uso poco común, ya que es utilizado cuando añadimos un elemento intercalado, que a su vez contiene en sí mismo acotaciones o aclaraciones. Cuando suceda esto, es recomendable colocar el elemento que requiera nuevos paréntesis entre corchetes. A continuación un ejemplo de este uso.

Una de las últimas novela que publicó Benito Pérez Galdos (su obra Fortuna y Jacinto [1886-1887] es la mejor novela española del siglo XIX) fue El caballero encantado.

3.Introducir comentarios e información adicional en citas

Este uso se centra principalmente en indicar que el adverbio sic debe ir entre corchetes. Para los que no saben que significa dicho adverbio, éste hace referencia a una frase latina sic era scriptum que significa “así fue escrito”. Se utiliza en los textos cuando se retoma una cita en la cual hay un error ortográfico propio del autor que se está retomando y para no tener problemas de citación se coloca [sic].

Ejemplo:

-“Viajamos a travéz [sic] de la llanura”.

Eso fue todo por hoy, errateros. Espero les haya gustado la lección y recuerden repasar los usos de estos signos ortográficos que ––en su mayoría–– son empleados deliberadamente sin conocer realmente sus usos en la construcción de oraciones. A continuación les dejo un pequeño ejercicio de evaluación. Si tienen dudas no olviden consultarme en mi cuenta de Facebook o vía Twitter (@OliverLop_). Saludos

Evaluación

I. Coloque paréntesis donde corresponda.

a) El Sistema de Ahorro para el Retiro SAR ha sido duramente criticado.

b) Los cálculos de inflación efectuados por los analistas se encuentran dentro del rango de estimación del Banco de México 3.5-4.0 %, lo cual se reconoce como ventajoso en términos del control de tasas de interés.

c) “Les dije que se llamaba Eulalio Domínguez nombre de mi abuelito que en paz descanse y les conté de las mismas largas del vendedor de chingaderas, desmadrado por los ladrones y perdido.

d) “Las Jovencitas término para uso de las clases populares hacen del espectáculo su Tierra natal”. (Carlos Monsiváis)

e) “Como antecedentes europeos deben recordarse el congreso de La Haya 1923, en el que Lapierre y Emery cambiaron puntos de vista encontrados; el de Praga 1935, en el que confrontaron el criterio objetivo y el criterio propiamente pacifista; el de París 1937, entre profesores de historia franceses y alemanes”. (Alfonso Reyes)

¿De qué hablamos cuando hablamos de nosotros mismos?

Por: Oliver López (Don Errata)

Ilocución Narcisista

Habilidades-sociales-1

Ahora estoy aquí. Tengo un arma bajo mi control, una bala que puede esfumarse sin temor. ¿Por qué no terminar con todo de una vez? ¿Por qué no finalizar con las propias palabras que albergan en mí? Oigo voces a mi alrededor: una, decenas, miles… ¿Serán reales? Cada uno de nosotros cuenta con un lenguaje, surge al momento de nacer. Asociación de significados de la realidad con objetos y códigos construidos a partir de convencionalidades. ¿En realidad somos originales? El chip sintáctico, semántico y gramático se apodera de nosotros, aprendemos a apropiarnos de nuestras propias palabras, de nuestras voces internas. Quién más que uno mismo para decidir un futuro; sin embargo, aún no es el momento de partir. La vida continúa y la reverberación silábica nos contagia mientras uno a uno los morfemas huyen en búsqueda de un contagio oral. Esperamos la llegada del verdadero don de la palabra y no de la inerte y escasa auto-aprobación yoica y exacta de nuestras propias oraciones. Porque, aunque no lo tengamos en cuenta, es necesario preguntarse: ¿De qué hablamos cuando hablamos de nosotros mismos?