La Muralla de la Inocencia

Por: Don Errata (Oliver López)

La separación de dos realidades está materializada en un muro que llevó a dejar afuera a aquellos quienes creyeron nunca ser victimizados. La muralla de la inocencia ––plagada de hombres y mujeres jóvenes quienes luchan día a día del otro lado de ella–– pasó a convertirse en un velo que cubrió los ojos de aquellos quienes imaginaron nunca poder volver a entrar. Sólo veían por fuera aquella valla que tanto esfuerzo les costó construir.

Durante un periodo de su vida, los letrados habían luchado por tres años para estar del otro lado de la muralla. Algunos le llaman la tierra prometida, porque el ingreso a sus interiores permite un escape al fracaso, una nueva oportunidad, un despoje y una madurez hacia las glorias a las que la mayor parte de la población no ha podido acceder. La inocencia de sus habitantes es recíproca, el orden es imaginario pero latente, y el pacifismo el arma que vigila el perímetro de cada puerta que está teñida con el miedo de que algún día alguien podrá penetrar en ellas.

En el otro mundo están los mortales ––algunos les llaman los bárbaros–– quienes son, realmente, aquellos que envidian lo que algunos lograron cosechar. Dicen que planearon su ataque desde meses antes, pero nadie se lo esperaba. Llegaron sin siquiera abrir fuego a discreción. Tomaron palos y piedras y ––con armas hechas por ellos y una que otra de hierro–– decidieron dar pie a su plan.

Los bárbaros actuaron infraganti y todo resultó según lo esperado; la tierra pacifista quedó ensimismada ante dicho ataque. Los otros no tenían con qué defenderse, mientras los rebeldes sitiaron la tierra prometida hiriendo a su paso a unos cuantos quienes nunca pensaron que quizá su vida podría haber terminado en un sólo instante. La destrucción de la base principal ––encargada de la difusión de información a la comunidad–– era el objetivo de los bárbaros y, la conquista del territorio, una oportunidad para darse a respetar y conocer al fin la gloria de la victoria y la dominación lograda mediante la violencia.

Los inocentes tuvieron que migrar de su lugar de origen, algunos buscaron ayuda pero ésta llegó tarde. Otros se arroparon en tribus lejanas mientras varios vieron que la muralla no era más que un señuelo casi de papel que fue penetrado por el fuego de la violencia de aquellos que nunca mostraron su rostro y que posiblemente se trataba de gente a la cual le robaron su lugar después de los tres años de preparación hacia la tierra prometida. Los bárbaros buscaron su venganza y la obtuvieron.

La muralla intercambió los bandos a pesar de que las fronteras unidas seguían existiendo; sin embargo, ahora la niebla había dominado las tierras de la sabiduría. El miedo de los bárbaros de seguir siendo aborrecidos por los inocentes terminó por convertirse en una preocupación donde el regresar a la tierra prometida ya no sería lo mismo para los letrados. La mancha de la maldad los había despojado de su patria y muchos se preguntaban si el volver sería lo adecuado… “¿Quién cuidará de nosotros ahora?, ¿la muralla ya no es segura?, ¿tendremos que migrar hacia otra de las tierras prometidas existentes?, ¿habrá que pelear pacíficamente como bien nos han enseñado nuestros mentores? ¿Es la violencia el único medio para ganar las batallas? ”.

La diplomacia y el bien hacer de los inocentes los llevó a un acuerdo. Fueron vencidos aquel día, pero sabían que su astucia y preparación los llevaría a recuperar lo que siempre les había pertenecido. El Sitio de la Tierra Prometida duró sólo dos días. Guerreros aliados de los inocentes trataron de cruzar las puertas de la barrera recién violentada, los bárbaros los recibieron con fuego y pedradas. No obstante, al tercer día, los inocentes fueron avisados de que las puertas de la muralla al fin estaban abiertas.

Algunos decidieron volver y lograron atravesar nuevamente las puertas hacia el camino de la sabiduría. Al cruzar del otro lado, el velo desapareció de sus ojos, los bárbaros se habían ido y fueron informados de esto por los altos mandos quienes lograron despojar a los rebeldes mediante el acto de la no-violencia.

Las preguntas, una vez manifestado el regreso a la tierra prometida, fueron: ¿Es en sí la muralla una forma clave de librarse de los grupos violentos o es el medio para resguardar a aquellos inocentes que preservarán el conocimiento? O quizás: ¿Es la muralla una forma de “violencia pacífica” materializada en su inmovilidad y majestuosidad?

La respuesta no es querer dividir a la población mediante la muralla, sino más bien  evitar la propagación de prácticas violentas que no llevan a un sentido. Atacar sin ser atacado, aprovecharse de la inocencia para destruir propiedades cuando realmente nunca se fue amenazado e irrumpir en un mundo en pro de la humanidad es saber que existe gente irracional y violenta detrás de las murallas no sólo físicas, sino también cognitivas.

El simple actuar de los bárbaros ha demostrado que la verdadera muralla no es la que ellos pueden ver, sino la que vive dentro de ellos plasmada bajo un sentir, una emoción, una idealización de lo que creen que deben hacer, pero que realmente no conocen porque simplemente nadie les ha dicho lo que es correcto hacer. Sus instintos siguen las pulsiones y los instintos de otros.

Actuar bajo las máscaras anti-identidad revela el bajo perfil de quienes están involucrados en estos grupos de violencia. Lo que hicieron puede tener perdón porque no saben en el fondo lo que hacen ni por qué lo hacen, sólo lo hacen porque los demás desean hacerlo para lograr un fin sin sentido.

Lo que únicamente les queda es perdonarse a sí mismos por saber que han errado al pertenecer a un grupo que no los llevará a conocer lo que bien pudieron haber conocido si hubiesen logrado ser aceptados en la tierra prometida, aquella en donde la muralla de la inocencia ha recobrado su luminosidad y la cual seguirá dando oportunidad a los redimidos quienes vengan en pro del conocimiento y la auto-reformación. Mientras tanto, ahora serán consignados porque la violencia no es un medio para un fin, sino ––como ya se vio–– es más un escape ante aquellas pulsiones incontrolables que deben aflorar aunque sean, en sí mismas, completamente irracionales.

Barbaros

muralla

Feudalismo democrático: Duelo de izquierdas en el D.F.

Por: Don Errata

Las elecciones del 7 de junio han pasado a ser un capítulo más dentro de la historia política mexicana. El mosaico político de los partidos izquierdistas dio un ajuste dentro del andamiaje de las cúpulas de la oposición. Delegaciones, diputaciones locales y federales estuvieron en juego, y el arrebato por los mandatos se suscitaron una vez que los porcentajes del Programa de Resultados Preliminares del Instituto Federal Electoral (PREP) comenzaron a mostrarse minuto a minuto. El panorama en el Distrito Federal cambió rotundamente después de que el cómputo de votaciones llegó al 99.1%. El sol azteca ya no gobernaría ––mayoritariamente–– la capital del país: el reparto de los feudos (delegaciones) ha comenzado a operar.

De las 14 delegaciones que el PRD ganó en 2012, en estas pasadas elecciones, alcanzó únicamente a mantener seis demarcaciones: Coyoacán, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Álvaro Obregón y Venustiano Carranza. En cambio, la sorpresa de los comicios estuvo liderada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que logró la victoria electoral en cinco feudos: Azcapotzalco, Tláhuac, Xochimilco y Cuauhtémoc.

Asimismo, el duelo de oposiciones se gestó en las diputaciones locales donde Morena ganó 18 de las 40 diputaciones de mayoría relativa en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), mientras que el PRD solamente consiguió 18 (que el sol azteca quedara con menos diputaciones, es un hecho que no ocurría desde el año 2000). Ahora Morena, liderada por Andrés Manuel López Obrador, pasaría a convertirse en la primera fuerza dentro de la Asamblea, ya que el Partido Acción Nacional (PAN) únicamente quedó con cinco distritos locales y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) con tres. Por tanto, el declive de los perredistas en la Asamblea se verá de ahora en adelante, porque de 34 diputados actuales, ahora sólo tendrán 16.

Sin embargo, la lucha por los feudos ––cuyo señorío pertenece Miguel Ángel Mancera–– comienza a engrandecerse a causa de las impugnaciones. El líder del sol azteca capitalino, Raúl Flores, señaló que debe volverse a llevar a cabo los comicios a jefe delegacional en la delegación Cuahtémoc, a causa de las “supuestas” irregularidades acaecidas el pasado 7 de junio.

Con esto, el golpeteo político comienza a gestarse, ya que con esta acción el PRD pretende sacar del reino a Ricardo Monreal, quien quedó electo como jefe delegacional en Cuauhtémoc, y la queja del sol azteca es que el delegado electo rebasó hasta el 200% el tope de gastos durante su campaña. Así es como la antigua operación del voto por voto, por parte de la facción perredista, decide comenzar a operar para el reconteo de votos en dicha delegación.

Los fantasmas del 2006 regresaron nuevamente, pero ahora no para impugnar en contra de la derecha política, sino en contra de la izquierda misma. Los feudos han sido repartidos, el ciudadano ––por medio del voto–– eligió a sus propios vasallos. Magdalena Contreras y Milpa Alta decidieron que el PRI los gobierne por los próximos tres años, mientras que los siervos de Benito Juárez y Miguel Hidalgo decidirán confiar nuevamente en el PAN. La controversia es que ahora que el reino perredista ha perdido su fortaleza y su control en los feudos, las decisiones del Señor (Miguel Ángel Mancera) tendrán que pasar por la discusión de aquellos que arrebataron el poder de los feudos (Morena). Por tanto, el panorama político rumbo al 2018 comienza a verse incierto. ¿Se aproxima una ruptura de la izquierda nacional? ¿Deberá el PRD, PT y Movimiento Ciudadano aliarse a Morena para ganar en 2018?

La respuesta, probablemente, sea sí. No obstante, la concepción partidista actual de Morena es la de evitar alianzas con partidos; sin embargo, la necesidad por ganar los comicios en 2018 puede que sea una excusa para que la realidad cambie y las alianzas coexistan. Además, se rumora que la tercera es la vencida para AMLO, pero ––ante la fractura izquierdista–– el que Morena se aventure sin compañía en 2018 no logrará su triunfo. Por ende, el construir acuerdos con Nueva Izquierda debe ser una opción. No obstante, será necesario observar el desempeño de los nuevos delegados electos y estar al tanto de ver cómo comienza a operar el andamiaje en la Asamblea Legislativa. Los feudos han sido reconfigurados y las condiciones de vida de los siervos comienza desde cero, la moneda fue lanzada al aire el domingo pasado, y ahora es cuestión de observar posibles cambios o probables decepciones.

FUENTES:

http://www.jornada.unam.mx/2015/06/09/capital/035n1cap

http://noticias.terra.com.mx/elecciones/prd-el-gran-perdedor-en-elecciones-2015-del-df-morena-el-gran-ganador,ac8389fe4284a4ba6bcfee1a733b691fc9k7RCRD.html

http://www.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2015/pedira-prd-df-repetir-elecicones-en-cuauhtemoc-1106716.html

http://www.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2015/morena-primera-fuerza-en-aldf-desplaza-a-prd-1106500.html

http://www.animalpolitico.com/2015/06/como-quedo-morena-en-su-primera-eleccion-como-partido/

De la gloria al declive: Crisis del sexenio de EPN.


peña

 Por: Rafael Oliver López López (Don Errata)

El primero de diciembre de 2012 trajo consigo un proyecto en donde el “nuevo PRI” articularía el andamiaje para la consolidación de un proyecto de nación el cual se manifestaría con la instauración de un Pacto entre las tres principales fuerzas políticas. El Pacto por México sería visto como el fortalecimiento de la democracia donde las fronteras partidistas habían terminado. Ahora PRI,PAN y PRD coadyuvarían por la construcción de un país que estaría en constante movimiento a través de cada una de las Reformas que fueron acordándose en las mesas de trabajo. Sin embargo, en los meses de noviembre y diciembre del año pasado, se disolvió el Pacto. A pesar de ello, las reformas estructurales habían comenzado a operar.

Los líderes, en aquel entonces, como Jesús Zambrano del PRD y Gustavo Madero del PAN se vieron traicionados ante las maniobras políticas del PRI. El gobierno de Enrique Peña Nieto (EPN), al estilo de los científicos durante el Porfiriato, fue apoderándose del Pleno Legislativo a través del cual lograría, mediante el fast-track, la promulgación y aprobación de nuevas leyes y reformas durante el primer y parte del segundo año de su sexenio.

El año 2014 sería clave para la reconstrucción de un gobierno en el cual se dejaría atrás el estigma de ver a México manchado por el narco para comenzar a observar un nuevo país con fines progresistas mediante la formulación de acuerdos internacionales y el fortalecimiento de alianzas con Estados Unidos a través de, por ejemplo, la Reforma Energética. Cada uno de los movimientos realizados por el gabinete de EPN hizo que la revista inglesa Time le dedicara la portada completa al presidente con el lema “Saving Mexico” (Salvando a México). A raíz de esto, la construcción de la línea política del gobierno peñista comenzaba a fortalecerse en la opinión pública de los diarios extranjeros. Inclusive, llegaría a instaurar el lema de “Mover a México” el cual denotaba la aproximación hacia un status quo que ya se había encarrilado desde la conformación del Pacto por México. Asimismo, la legitimación del gobierno de Peña logró consolidarse con la aprobación de la Reforma Energética en agosto y, posteriormente, con la entrega en septiembre del Segundo Informe de Gobierno que dio a conocer el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong. Diarios nacionales como Excélsior, Milenio y Reforma, se encontraban postrados en la visión de los avances gubernamentales del gobierno peñista; sin embargo, a mediados de septiembre, la visión modernista que había alcanzado a instaurar el “nuevo PRI” comenzó a derrumbarse y a causar dudas.

Sale a la luz el caso Tlatlaya, ocurrido el pasado 30 de junio, en el que se encontraban implicados elementos del Ejército quienes ejecutaron a ocho de los 22 fallecidos en una bodega de dicho municipio en el Estado de México. La opinión pública había causado un giro de 180 grados en cuanto a los temas de la agenda nacional los cuales cambiaron en gran medida cuando se publicaron, a finales de septiembre, las primeras notas respecto al asesinato de 6 estudiantes normalistas de la Escuela Rural Isidro Burgos y la desaparición de otros 43 en la comunidad de Iguala, Guerrero.

La crisis del gobierno peñista se suscitó y la glorificación por las nuevas reformas estructurales se vieron opacadas por estos dos casos en los cuales estaban involucrados, por una parte, el Ejército y los cárteles del narco. A partir de ese momento, la agenda pública día con día comenzó a documentar los hechos, los padres de los normalistas de Ayotzinapa exigían que el caso no quedara impune, y las protestas pacíficas por la aparición de los 43 normalistas desaparecidos afloraron en los estados de la República e impresionaron en el Distrito Federal.

La desmitificación de la PGR acerca del hallazgo de los restos de posibles normalistas en el basurero de Cocula, Guerrero se convertiría en una escena que generó la ebullición de un movimiento que no perdía la esperanza y que avanzó con más fuerza a partir de las declaraciones del procurador Jesús Murillo Karam quien, al final de su conferencia de prensa, afirmó: “Ya me cansé”.

Bajo el hashtag #YaMeCanse miles de ciudadanos del país comenzaron a manifestarse ante las declaraciones del procurador. Ni los padres de los normalistas, ni siquiera la propia ciudadanía confiaban en las irregulares evidencias mostradas por la institución. Por tanto, decidieron mandar el caso para su rectificación a peritos del Equipo de Argentino de Antropología Forense (EAAF) para esclarecer el caso.

La aparición de EPN fue mínima en cuanto a la contribución de apoyo a los padres de los normalistas y, además, comenzó a ser criticado por la prensa mexicana y extranjera al hacer su viaje de negocios a China cuyo objetivo era consolidar alianza comerciales, pero se decía que en ese viaje estaría inmiscuido el tema de la licitación del tren de alta velocidad con ruta México-Querétaro la cual le fue cancelada a la constructora China Railway Construction Corporation.

El “Mover a México” difundido en los spots oficialistas se vio opacado por el avance del caso Ayotzinapa y las constantes críticas que harían Time, The Economist, The New York Time, etc., quienes decían que el discurso de EPN siempre había considerado a la seguridad como un punto importante en el país; sin embargo, nunca dijo cómo lograría dicho cometido y únicamente se centró en la parte económica que se vería en mayor medida en cada uno de sus informes.

Así, el presidente EPN se mantuvo resguardado detrás de los miembros de su gabinete, posición a través de la cual afirmaría que no aprobaba los actos violentos de las manifestaciones y que, en caso de que se suscitaran, haría uso de la fuerza para su control. Por tanto, a casi tres meses de que aconteció el conflicto de Ayotzinapa, las respuestas continúan sin esclarecerse. La confirmación de los restos de unos de los normalistas ––Alexander Mora–– por parte de los peritos argentinos, comienza a sembrar la certeza de que los estudiantes fueron asesinados por el cártel de los Guerreros Unidos en Cocula. La renuncia del gobernador Ángel Aguirre y el encarcelamiento de José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa denotan una eficacia de las exigencias de la sociedad ante las autoridades y connotan un cumplimiento por parte de las autoridades que es visto en la superficie, pero que en el fondo son instituciones que continúan sin lograr un avance significativo en cuanto a la resolución de problemas que atañen a la nación.

Así, el gobierno del EPN pasó de la narratividad progresista al regreso del estigma dejado por el sexenio de Felipe Calderón, el gobierno del narco y de las miles de muertes vuelve a flote en los grandes diarios nacionales. El proyecto peñista comienza a generar dudas, el alza del petróleo se ha suscitado y la caída del peso frente al dólar es una realidad. En sólo tres meses, el declive de un proyecto de nación se ha venido abajo, el trabajo de dos años no ha rendido frutos y comienza a ver sus propias ineficacias pese a lo esperado.

Las elecciones de 2015 están cada vez más cerca, la ciudadanía empieza a dudar si realmente debe salir a las urnas el próximo año. ¿PRD,PRI,PAN? Cada uno de los partidos se encuentra en la resolución de sus propios problemas internos, la esperanza del concepto “democracia”, conforme pasa el tiempo, suele ser menos creíble. Postrar el voto de confianza en los partidos políticos se vuelve algo ineficaz, el descontento se ha acumulado y las protestas se han intensificado.

¿Qué le espera al gobierno peñista lo que resta de sus sexenio? Es mejor darle el beneficio de la duda, hay que esperar a ver el avance de los sucesos; sin embargo, lo que es un hecho es que cada vez el presidente EPN se ve puesto contra las cuerdas a través de la revelación de información que atañe directamente a su gobierno o a su persona como la situación de “La casa blanca” de su esposa Angélica Rivera. La salida no será fácil y es probable que el repunte de la figura de Peña Nieto lleve a un cambio electoral donde su partido pierda votos y no se logre el cometido de ocupar las alcaldías y diputaciones en cada uno de los estados de la república. La ciudadanía será la que tendrá la última palabra y las urnas la consolidación de un nuevo cambio político nacional.