Curso de Redacción fast-track. Lección. 7. Dos Puntos.

Hola, errateros:

Espero hayan tenido un excelente inicio de año y ojalá estén con una mentalidad positiva para cumplir todos sus propósitos, entre ellos, mejorar su ortografía y evitar caer en situaciones incómodas cuando alguien lea sus escritos. El día de hoy toca abordar el tema referente al uso de los dos puntos. Ansío que, una vez que repasen cada uno de los usos que a continuación les ejemplificaré, puedan usar este signo ortográfico con mayor confianza en la construcción de sus oraciones. Recuerden que al final de esta lección habrá una pequeña evaluación para que puedan reforzar lo aprendido. ¡Mucha Suerte!

2points

DOS PUNTOS

Los dos puntos, a diferencia del punto, no indican un cierre de idea, sino más bien que ésta continúa. Anuncian que viene algo posterior que complete a lo que se dijo anteriormente. Asimismo, estructuran el enunciado en un binomio de significado separándolo así en dos partes; sin embargo, no afecta a la estructura sintáctica del primer enunciado.

Los dos puntos (:) tienen dos tipos de usos: los usos gramaticales o convencionales y los literarios.

USOS GRAMATICALES DE LOS DOS PUNTOS

Éstos suelen ser los más convencionales. Comencemos a revisar uno por uno con sus respectivos ejemplos.

1. Fórmulas de saludo en cartas y documentos.

Ejemplo de una carta:

Querido amigo: 

Te escribo hoy…

Ejemplo en caso de inicio de un documento:

A quien corresponda:

El presente documento tiene la finalidad de…

Como pueden observar en los ejemplos anteriores, los dos puntos siempre serán usados para iniciar un saludo dirigido a nuestro destinatario únicamente en caso de que el remitente quiera hacerlo a través de una carta o un documento formal.

2. Anunciar una cita o cambio de voz narrativa

Esta función es utilizada frecuentemente en los textos académicos para añadir alguna cita obtenida de algún libro o para expresar, en el caso de una entrevista, que alguien dijo algo; por tanto, introducimos los dos puntos para indicar el cambio de voz narrativa. A continuación unos ejemplos.

Ejemplos

-Carlos Salinas dijo: “No se hagan bolas”.

-Salinas sorprendió al país con una insólita declaración: “No se hagan bolas”.

Aclaración: Es importante recordar que si se desea citar algo de un texto, irá con mayúscula inicial si aquello que se retoma del la publicación empieza con mayúscula. En caso de que empiece con minúscula o se retome algo a mitad de una oración, después de los dos puntos deberá iniciarse con minúscula: todo lo anterior por cuestión purista y formal en la cuestión de una buena presentación y registro de citas.

3. Sustituir un verbo de habla elíptico

Esta función de los dos puntos es utilizada, primordialmente, en los titulares periodísticos. Siempre irá mayúscula en estos casos y para entender bien la función de los dos puntos en este caso, puede sustituirse por la palabra “dijo”. A continuación unos ejemplos.

Ejemplos

– AMLO: “Cállate Chachalaca” (Sustituyendo los (:) por “dijo” quedaría así. [AMLO (dijo) “Cállate Chachalaca”] ).

-“Haiga sido como haiga sido ganamos la elección presidencial: FCH. 

4. Inaugurar una serie o enumeración compleja

Para este caso, antes de utilizar los dos puntos, siempre habrá que enunciar el listado que se pretende introducir. Aquí un ejemplo de este uso que es de los más comunes dentro de la lengua española.

Ejemplo:

Había muchas personas en la fiesta: payasos, magos, invitados, etcétera.

Lo que no debe hacerse es colocar lo siguiente, ya que siempre debe de indicarse el tipo de listado que se va a introducir.

Había: payasos, magos, invitados, etcétera. (Esto no).

5. Expresiones anunciadoras

Son aquellas que en vez de ponerse coma pude usarse, en su lugar, los dos puntos en caso de que tengamos el punto y seguido e inmediatamente le siga el conector. Sin embargo, también suele ser ejemplar usar la coma después de las expresiones anunciadoras.

Ejemplos

En efecto: él hurtó las joyas.

Es decir: ella nunca me robó dinero.

Por ejemplo: cuando me engañaste con mi amigo y yo no te reclamé.

USOS LITERARIOS DE LOS DOS PUNTOS

Suelen emplearse en la narrativa cuando se cuenta una historia.

1. Indicar relaciones de causalidad

Aquí los dos puntos funcionan para indicar la causa de algo que antecede a los dos puntos y su efecto vendría posteriormente, y viceversa. A continuación unos ejemplos.

Ejemplos

– Las luces están encendidas: María está en casa. (Aquí puede verse que uno puede saber que al estar las luces encendidas es porque “María” está en casa).

-María está en casa: las luces están encendidas. (Igualmente, sabemos que “María” está en casa porque las luces de su casa están prendidas).

2. Simultaneidad

Se da cuando en las acciones que se narran hay simultaneidad, ya que hay dos acciones que ocurren al mismo tiempo. En este caso, se utiliza los dos puntos para indicar las dos acciones.

Ejemplo

– El viejo se sentó y tomó el periódico en ambas manos: esperaba la llegada de su hija. (Una clave para saber que estamos ante una oración simultánea es sustituir los dos puntos por la palabra “mientras” y si no hay ambigüedad de sentido, entonces puede decirse que la oración es simultánea).

-Utilizando “mientras”——- El viejo se sentó y tomó el periódico en ambas manos (“mientras) esperaba la llegada de su hija.

3. Posterioridad

Suele ser un caso parecido al de causalidad, sólo que aquí el segundo elemento ocurre después del primero. A continuación un ejemplo

Ejemplo

En su camerino escuchó una prematura tercera llamada: un irremediable pánico la invadió por completo. (Aquí puede verse la posterioridad en el segundo elemento, ya que el “pánico” surgió después de que recibió la tercera llamada. Es algo lógico e inclusive, puede sustituirse los dos puntos por la expresión “de pronto” o “de repente” para indicar esa posterioridad).

4. Precisión o explicación

Aquí, los dos puntos son usados para explicar o aclarar una expresión que se enuncia inmediatamente antes. Suele ser utilizado, mayoritariamente, para introducir algún concepto una vez que se enunció su definición con anterioridad.

Ejemplo

-El estudio de los signos en el seno de la vida social: semiología. Fue un concepto proveniente de la escuela francesa…

Este verano viajaremos por toda la costa del Golfo: por Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Campeche. (En este caso se está aclarando los estados del Golfo por los cuales se hará el viaje).

5. Anáfora y catáfora

Las anáforas y catáforas son figuras retóricas por las que se retoma un elemento ya mencionado en el discurso o indican que se anticipa algo que se va a mencionar más adelante en el texto. A continuación unos ejemplos.

Ejemplos

Eso fue lo que la asustó: que su padre no llegara a la hora habitual. (Lo que me funciona a mí para indicar el lugar en el cual debe ponerse el punto, es preguntarse por el ¿qué fue lo que la asustó?, así sabrán que deben colocar los dos puntos en ese lugar. Puesto que, al ser una catáfora, se está anunciando algo que se va a decir después ).

– Que su padre no llegara a la hora habitual: eso fue lo que la asustó. (Aquí se ejemplifica la anáfora en la cual se retoma algo que ya se dijo).

Muy bien, errateros. Con esto termina la lección del día de hoy; espero que les haya servido de mucha ayuda y hayan podido entender ––a grande rasgos–– los diversos usos que tienen los dos puntos. No olviden que si poseen alguna duda pueden mandarme un mensaje o comenten abajo en la publicación para darles una solución. Los invito cordialmente a que sigan practicando y que revisen próximamente la siguiente lección referente al uso del “guión y la raya”. No olviden responder la evaluación que les pondré abajo y así refuercen sus nuevos conocimientos. ¡Saludos!

Evaluación

I. Escriba dos puntos donde corresponda.

1. En la clase de literatura leíamos las siguientes obras El Quijote, La vida es sueño y La Celestina.

2. Adaptamos nuestro modo de hablar y escribir a las circunstancias del caso el tema de que tratamos, el propósito que nos guía, la persona a quien nos dirigimos.

3. Su estilo me gusta es claro su vocabulario, abundan los ejemplos, sus pensamientos son profundos.

4. Distinguido doctor Le escribo para pedirle que…

5. Mis árboles se están secando hace mucho que no llueve.

6. Hace mucho que no llueve mis árboles se están secando.

7.De vez en cuando tiene algunos comportamientos inexplicables hoy ha venido a la oficina con sus zapatillas de andar por casa.

8. “Lo peor ha sido eso ese arreglo, ese alisar, que tenía algo de complicidad, de aquiescencia…”

9. “Don Joaquín Acosta dijo Los árboles son los reguladores de la vida”.

10. “El holgazán acaba ordinariamente sus días en la mayor miseria y abandono justo castigo que recibe el que se entrega a la ociosidad”.

Curso de Redacción fast-track : Lección 2. Proceso de composición de textos.

Buen día tengan todos ustedes. Espero y el primer tema les haya brindado un panorama sobre la importancia de redactar adecuadamente nuestros textos en la vida diaria. El que ustedes decidieran seguir con esta segunda publicación me da a entender que han empezado a hacer el esfuerzo de corregir aquellos errores que diariamente les marcan en sus trabajos o que les han corregido en las redes sociales. Para que lo anterior no suceda, el día de hoy traigo un tema importante para aquellos que no saben qué hacer cuando están frente a la página en blanco. Sí, me refiero a aquel momento en el que la mayoría de nosotros sufrimos por no saber cómo empezar un escrito y cómo terminarlo con adecuada calidad. Para esto, a continuación hablaré del proceso de composición de textos que les ayudará a salir victoriosos ante el combate cotidiano de la página en blanco. Si siguen los pasos correctos lograrán percatarse de la diferencia entre un texto trabajado y uno hecho a las prisas. ¡Comencemos!

Proceso de composicion

Proceso de composición de textos

El “proceso de composición” hace referencia a los pasos que una persona debe seguir para la escritura de un texto. Este proceso inicia mucho antes de sentarnos o de empezar a redactar. Consta de tres fases:

1) Planeación;

2) Textualización;

3) Revisión.

Empecemos con la explicación de cada una de la fases anteriores:

  • Planeación: El problema de la hoja en blanco es un problema de esta fase. Desde la retórica clásica se hablaba de inventio (invención) y dispositio (disposición).

-La fase de inventio se refiere a recabar la información de lo que se plantea decir en nuestro texto. Una vez que concretamos este proceso sobre lo que deseamos hablar, se pasará a la siguiente fase que es la de dispositio.

– En la fase de dispositio, el sujeto, una vez que ya ha concretado el tema del que hablará, ordenará por temas, cronologías, etcétera. Es decir que, en esta fase, la información obtenida deberá ser clasificada y jerarquizada para así tener un esquema general sobre lo que planeamos decir; esto facilitará la redacción de nuestro texto en la fase de textualización.

  • Textualización: Es el proceso de escritura de nuestro texto; por tanto, es indispensable cuidar las reglas ortográficas y gramaticales. En la retórica clásica se había llamado a esta fase elocutio (acto de producir el texto). Una vez que han pasado por la jerarquización de su tema y la textualización de todo su discurso, es necesario que  al final se de paso a la última etapa ––la cual muy pocos consideran–– y que es la revisión de sus textos.
  • Revisión: Hay que recordar que la expresión escrita permite ser corregida. Con base en esta propiedad, es necesario que, una vez que acabemos de escribir nuestro texto, lo dejemos reposar por una horas e incluso días ––si es posible–– porque esto permitirá que una vez que lo retomemos antes de entregarlo, podamos encontrar fallas más perceptibles a la vista y, por tanto, podamos corregirlo y pulirlo hasta que quede con una mejor calidad. Es decir, que la característica primordial de esta fase es dejar reposar nuestro texto para encontrar los errores que dejamos pasar. Recuerden que hay que ser súper críticos con nosotros mismos al corregir nuestros textos, inclusive es válido pedirle ayuda a alguien más si eso les da más seguridad antes de entregar su escrito.

Una vez revisadas las etapas anteriores, hay que considerar tres factores a lo largo del proceso de composición de textos:

1) Finalidad: Se refiere al para qué, para quién y qué deseo hacer con mi texto. Siempre es importante preguntarnos a nosotros mismos lo anterior, ya que nuestro texto siempre conllevará una finalidad como: informar, persuadir, etcétera.

2) Género:  Es el tipo de texto que queremos hacer: académico, laboral, informativo, narrativo, literario, etcétera. Para esto, existirá una serie de convenciones sobre las características de cada tipo de escrito o discurso.

3) Extensión: La extensión será un factor importante, porque conllevará el saber qué tan largo deberá ser nuestro texto. Por tanto, siempre es indispensable tener una idea de lo que nos piden para así obtener mayor información posible sobre el tema que queramos investigar y, por ende, lograr un buen proceso de textualización con base en la información recabada.

Por último, me gustaría reiterarles lo siguiente:

Existen dos formas de leer. La primera consiste en leer para enterarnos de lo que dice un texto, mientras que la segunda forma es leer para darnos cuenta de cómo está escrito un texto y así poder reconocer no sólo las ideas de un autor, sino su estilo de escritura; esto nos permitirá formar esquemas mentales que en un futuro podremos copiar y reproducir en cada uno de nuestros escritos. No obstante, recuerden que el párrafo será siempre la unidad principal de un discurso.

Hemos llegado al final de esta segunda lección. Espero y hayan comprendido la importancia del proceso de composición de textos, ya que constantemente me he topado con casos en los que la gente sólo llega a la fase de textualización y deja pasar por alto la fase de revisión que es la más importante.

Procuren elaborar sus textos con antelación y recuerden que la solución al problema de la página en blanco se logrará sólo si buscan bastante información sobre el tema del cual pretende escribir. Clasifiquen esa información y ténganla siempre a su lado para que así les sea más fácil redactar los primeros párrafos. Al final, la tortura se convertirá en satisfacción al ver un texto completado. Descansen ustedes mismos, reposen su texto y siéntanse libres de botarlo por unos días para regresar a él y demacrarlo hasta sanarlo completamente.

Les deseo la mejor de las suertes. No olviden que si tienen alguna duda pueden contactarme para darle una solución. Sin nada más que decir, me despido de ustedes deseándoles lo mejor. Ustedes son quiénes construyen la lecciones de cada día y por favor #NoHaganElOso. Gracias a todos.

Nos vemos en la siguiente publicación en la que se hablará sobre las Nociones básicas de morfosintaxis.

Un saludo.

Cuarto Menguante

Por: Don Errata

Suenan pasos a mi alrededor. ¿Qué es esto que oigo? ¿Habrá alguien ahí…? No creo levantarme. La duela rechina lentamente y mis tímpanos perciben aquel ligero y delicado vibrar. Sigo con los ojos cerrados, puede que sea mi imaginación o al menos eso espero creer yo. Mis párpados continúan descansado pegados a mis oculares como viejos parabrisas bajo un rayo de sol de verano; siguen sin funcionar al menos hasta que algún trueno los haga moverse.

No soy el único que piensa en que estás ahí. Miles en el mundo, quizás, hagan lo mismo que yo en este momento; sin embargo, este día es diferente, este día puedo percibirte, este día puedo oler ese aroma diferente en el ambiente; sé que podré verte otra vez. 

 

Si estás escuchando lo que suscita en mi mente sabrás que sigues latente en mí, la pérdida me hizo fuerte, no endeble. El rencor se convirtió en superación, las marcas quedaron cicatrizadas una vez supe que siempre tuviste tiempo para volver. Bien… ha llegado el momento, la luz ha bajado, la penumbra entra por la ventana y oigo el tic-tac del reloj que con estruendo impacta en estas paredes solitarias.

¿Puedo abrir los ojos ahora? Es el momento, sólo di si una vez que lo haga quedarás inmortalizada para siempre, al menos en mi memoria y si no, por lo menos di que podré descansar sabiendo que las fronteras no existen y que nuestros caminos podrán vincularse llegado el cuarto menguante.  

 

Los he abierto. Increíble hallazgo, distorsión de polvo convertida en simetría perfecta, ahora puedo verte de nuevo. Recuerdo aquellos viejos tiempos en que supe que eras así, por fin te he recuperado. Ahora no podremos separarnos, a menos que el pecado nos junte de nuevo; sé que he vuelto a ser un hombre completo, un hombre cotidiano, he regresado a ser el que fui antes.

Ahora la vista ha vuelto a mí, la oscuridad me había alejado y los sonidos me habían orientado. Ahora espero ansioso la llegada del nuevo amanecer para apreciar ––en plenitud máxima–– aquellos tonos que me fueron arrebatados años atrás cuando no reconocía la importancia de tenerte junto a mí. Puedo ver ahora en el espejo la nueva escama de aquella silueta que alguna vez fue solamente negra.

 

www.sortedpixels.com