Curso de Redacción Fast-track. Lección. 11: Uso correcto de los puntos suspensivos.

Hola, errateros.

Nuevamente he regresado con una nueva lección para ustedes. El día de hoy abordaré el tópico del uso correcto de los usos suspensivos (…). Será una lección corta, pero espero con ansias que les sea de utilidad. A continuación, explicaré cada uno de los diversos usos de este signo ortográfico y al final daré cuáles son los usos incorrectos del mismo. ¡A darle!logo

Puntos suspensivos (…)

Los puntos suspensivos tienen un uso general que es para indicar que hay una idea que no está terminada. A continuación un ejemplo de esta regla:

  • Vistamos el Ángel, la Basílica, el Zócalo

En el caso anterior, los puntos suspensivos son utilizados para denotar una idea que no se ha terminado; sin embargo, ¿qué pasa cuando después de los puntos suspensivos queremos añadir más información? Para esto, deben poner atención a los siguientes puntos:

  1. Lo que procede a los puntos suspensivos va con mayúscula cuando éstos indican un cierre de idea; por tanto, la oración accesoria es una nueva información que no tiene nada que ver con lo anterior. Aquí un ejemplo:
  • Este año las cosechas Es  necesario que llueva más.

 

2. Lo que procede a los puntos suspensivos va con minúscula cuando aún no se concluye la idea; por ende, lo que procede a dicho signo ortográfico sigue formando parte de lo que se está hablando con anterioridad. Aquí un ejemplo:

  • Estoy pensando que no sé si aceptaré.

 

Nota: Como pudo observarse en los anteriores ejemplos, el uso de los puntos suspensivos en el primer caso va con mayúscula porque no hay un seguimiento de la primera idea, sino que el signo ortográfico marca ese cierre de idea o posible pausa para después añadir una información completamente diferente, la cual debe ir siempre en altas.

No obstante, en el segundo caso, el uso de los puntos suspensivos va con minúscula porque hay un seguimiento a la idea principal; es decir, que los puntos suspensivos marcan una pausa de suspenso que es reforzado por la segunda idea que se añade después de dicho signo ortográfico. En ese caso, es pertinente el uso de bajas.

 

Usos correctos de los puntos suspensivos (…)

  1. En lugar de etcétera

Los usos suspensivos en este caso funcionan en lugar de la palabra “etcétera”; sin embargo, no suele ser ejemplar utilizarlo de este modo a razón de su poco uso en los textos. Es recomendable utilizar “etcétera o etc”. A continuación un ejemplo:

  • En las piscifactorías se cultivan truchas, compas, lucios

 

2. Supresión de palabras o ideas

En este caso, los puntos suspensivos son empleados para suprimir palabras que por contenido altisonante no son formales para escribirse e –igualmente– para suprimir una idea que el lector sabe que precede a la idea principal. A continuación unos ejemplos:

  • Camarón que se duerme
  • ¡Hijos de la…!

 

3. Para indicar suspenso

Este es un uso muy común de los puntos suspensivos en cuanto al ámbito literario. Es empleado cuando queremos generar suspenso en el lector, podría decirse que los puntos suspensivos funcionan aquí para generar una pausa para posteriormente rematar al lector con una frase inesperada que provoque asombro. A continuación un ejemplo de este uso:

  • Llamaron a la puerta, abrí y ¡era Osama Bin Laden!

 

4. Indicar omisiones en citas

Es un uso particularmente para el ámbito de la academia. Se emplea cuando queremos citar un fragmento que no empieza con mayúscula, sino que lo que requerimos está entre el párrafo. En ese caso, es recomendable utilizar los puntos suspensivos entre paréntesis (…) o corchetes […], lo cual indicaría que, antes de eso que estamos citando, había más información.

Nota: Es más ejemplar utilizar los puntos suspensivos entre corchetes […].

 

5. Mostrar vacilación o titubeo

Asimismo, este uso es empleado principalmente en los diálogos literarios e incluso cuando tratamos de transcribir una entrevista. Este uso de los puntos suspensivos permite denotar ese nerviosismo o titubeo de la persona que está hablando. A continuación un ejemplo de lo anterior:

  • No sé… Creo que… bueno, tú ganas. Iré contigo a la fiesta.

 

Usos incorrectos

Es incorrecto usar puntos suspensivos cuando tenemos ideas concluidas. Aquí algunos ejemplos:

  • Te amo… 
  • Nunca pude olvidarte...
  • ¿Me quieres o no…?

 

Combinaciones

  1. Los puntos suspensivos admiten cualquier signo de puntuación después de ellos, salvo el punto. ¡No lo hagan!
  2. Si los puntos suspensivos van después de una abreviatura, se suma a ellos el punto que cierra. Aunque, es raro hallar este tipo de situaciones.

 

Hasta aquí llega la lección del día de hoy. Recuerden que pueden contactarme en mis redes sociales digitales para cualquier duda. Abajo estará la evaluación para que examinen los conocimientos recién adquiridos. Y estén al tanto porque la siguiente lección trataré el uso de las comillas (” “). Un saludo a todos. #Fuera Erratas

 

 

EVALUACIÓN

I. Coloque puntos suspensivos donde sea necesario.

a) En el segundo capítulo de El ingeniero hidalgo, Cervantes revela una clave importante.

b) Aunque me ofrezca todo el dinero del mundo.

c) Es una persona brillante, pero

d) Dime con quién andas

e) Creo que es más bonita que. ¿De qué estábamos hablando?

f) “Mexicanos al grito de guerra. / [  ] Y retiemble en sus centros la tierra / al sonoro rugir del cañón”.

g) Ya sabes que quien mucho abarca.

h) ¡Eso no se hace! Eres un.

i) Debo preguntarte algo muy íntimo: ¿tu novio y tú ya?

j) Recuerda siempre que árbol que crece torcido.

k) Las películas de amor muchas veces terminan con una escena en la que la pareja está ante el altar y una voz extasiada dice: “Los declaro”.

l) ¿Lo viste y no le pediste que te devolviera el dinero? ¡Si serás!

 

 

 

Anuncios

Curso de Redacción Fast-track. Lección. 10: ¿Cómo escribir extranjerismos?

Hola, errateros.

El día de hoy les traigo una lección con respecto a la forma en la cual deben emplearse y escribirse los extranjerismos, que son definidos –grosso modo– como aquellas palabras de origen extranjero que no son propias de la lengua española. A continuación les daré unas pequeñas recomendaciones para su uso adecuado y así puedan evitar caer en lo hipercorrecto (aquello que es correcto, pero que se emplea en búsqueda de un prestigio social tratando de copiar palabras que no corresponden a nuestro dialecto).

extranjerismos

 Uso adecuado de extranjerismos 

-Son incorrectos cuando en nuestra lengua ya existe un término al que alude el extranjerismo.

-Deben escribirse en cursivas o itálicas, subrayado o comillas.

-El criterio sobre cómo escribirlos correctamente es consultando el DRAE.

Para lo anterior, hay tres soluciones:

  1. Cuando los extranjerismos están en cursivas en el DRAE

En el caso de que los extranjerismos consultados en el diccionario se encuentren en cursivas, eso significa que la escritura de los mismos se mantiene de acuerdo a la lengua original y, por tanto, deberá escribirse en cursivas o subrayado.

Ejemplos: souvenir, striptease, ballet, hooligan…

2. Cuando los extranjerismos están en redondas en el DRAE

Cuando los extranjerismos consultados se hallan en redondas en el DRAE, significa que cumplen ya con los códigos propios de la lengua española, debido a que han sufrido procesos de adaptación; por tanto, deberán pronunciarse como se escriben.

Ejemplos: suéter (sweater), macarrones (maccheroni), cruasán (croissant)…

3. Cuando no están en el DRAE

El que algún extranjerismo no esté en el DRAE significa que su uso es incorrecto en nuestra lengua; por consiguiente, tengan mucha precaución. Y, si van a usar dicha palabra en algún texto, es recomendable ponerla en cursiva.

Ejemplos: shock (choque), parking (estacionamiento), rating (índice de audiencia), share (cuota de audiencia)…

————————————————————-

Hasta aquí la lección del día de hoy. Espero hayan tomado nota al respecto de estas palabras que últimamente han estado invadiendo a la lengua española. Recuerden siempre consultar el DRAE para evitar equivocaciones y no olviden que para cualquier duda pueden consultarme en mis redes sociales digitales. Un saludo.

Pd. La siguiente lección abordaré el tópico referente al uso de los puntos suspensivos.

Curso de Redacción Fast-track. Lección. 9: Paréntesis y Corchetes.

Hola, errateros:

Nuevamente vuelvo a retomar este curso después de unos cuantos meses de ausencia. El día de hoy toca abordar el tema de dos signos ortográficos como lo son  los paréntesis ( ) y los corchetes [  ]. Recuerden que su uso es pertinente dependiendo de cada caso en el que ustedes deseen emplearlos. Al final de la lección contarán con una pequeña evaluación para poner a prueba los conocimientos adquiridos. ¡Comencemos!

50D

Paréntesis

Los paréntesis son signos de puntuación auxiliares; no son indispensables como el punto, la coma o los dos puntos. En primer lugar, se utilizan para añadir algo completamente marginal que se desea incluir en el texto; es decir, en orden de relación con la oración, puede decirse que lo que está entre comas es más cercano a la idea que planteamos, después seguiría la raya (––) y por último el uso de paréntesis entre los cuales se encuentra algo más ajeno a la idea central de nuestra oración.

Los paréntesis tienen una serie de usos muy básicos, los cuales son:

1.Elemento intercalado: Como se había mencionado en el párrafo introductorio, los paréntesis introducen elementos menos vinculados con la idea central de la oración.

Ejemplo: El abuelo de Alberto (en su juventud fue un brillante cirujano) parecía una estatua sentado en aquél sillón. 

Pueden notar que la oración del ejemplo anterior muestra una idea que está  desvinculada con la idea central; por tanto, anexa información acerca del sujeto y, si la quitásemos, la oración seguiría teniendo sentido.

2. Añadir aclaraciones o preposiciones: Son datos muy puntuales que se añaden después de haber introducido un dato adicional para conocimiento del lector.

Ejemplos:

-Miguel de Unamuno (1846-1936) es el autor de Niebla. 

Fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), instalaron retenes en las carreteras del país. 

En los anteriores ejemplos, la información presentada entre paréntesis, son datos que aclaran o puntualizan algo respecto del sujeto que se habla. En el primer caso, tenemos las fechas de nacimiento y muerte de Unamuno y, en el segundo caso, se presenta entre paréntesis la sigla de la Organización de dicho tratado.

3. Acotaciones en literatura dramática y guiones de radio, cine y televisión

Los paréntesis también pueden ser empleados, principalmente, para indicar acciones o ciertas acotaciones en los guiones literarios, dramáticos y de medios de información. Por lo general, son muy vistos en guiones de teatro.

Ejemplo:

––Mateo (golpeando a Mariana): ¡Te dije que te callaras!

––Mariana (conteniendo el llanto): Solamente quería ayudarte. (Sale)

4. Incisos

En este caso, se puede poner únicamente el paréntesis de cierre, pero lo ejemplar es poner ambos paréntesis.

Ejemplos:

(a) Sexo ————- a) Sexo 

(b) Edad————–b) Edad

(c) Nacionalidad—-c) Nacionalidad

5. Indicar omisiones en citas

 Este es un recurso muy empleado en textos escolares y periodísticos, ya que se emplea cuando se cita a  otro autor con la finalidad de cortar su idea y seguir retomándola en la misma cita. Para esto, se coloca el paréntesis con puntos suspensivos (…), lo cual indica que hay una omisión de idea. ¡Recuerda que las citas siempre deben ir entre comillas!

Ejemplo:

“México (…) es actualmente una de las ciudades más pobladas del mundo”. 

6. Introducir enunciados completos independientes pero desvinculados con la idea general del párrafo. 

Este uso suele ser muy parecido al de elemento intercalado; sin embargo, los paréntesis en lugar de ir entre las oraciones se coloca al final de la oración o párrafo con la intención de añadir algo completamente desvinculado de la idea. Se emplea, en mayor medida, en textos literarios.

Ejemplo:

Se fue dando un portazo. (Creo que estaba muy enfadado).

Me miró mientras la lluvia caía sobre nuestros rostros. Nos tomamos de la mano y ella se acercó hacia mí; podía percibir que su vista se dirigía hacia mí boca con la intención de devorarla con un sólo vistazo. Sus labios se pegaron contra los míos y el calor evaporizó aquellas gotas que acariciaban nuestros ropajes. (El sabor a fresa de sus labios me hizo recordar aquel perfume con el cual me conquistó cuando tuvimos nuestra primera cita). 

Corchetes

Son una alternativa a los paréntesis en situaciones especiales, aunque su uso ejemplar es indicar omisiones de citas. A continuación, se presentan los diferentes usos de este signo ortográfico.

1.Indicar omisiones en citas: 

Es el mismo uso que el de los paréntesis; sin embargo, es importante aclarar que es más ejemplar utilizar corchetes que paréntesis. A continuación el mismo ejemplo que el visto en la sección de paréntesis.

Ejemplo:

“México […] actualmente una de las ciudades más pobladas del mundo”. 

2. Paréntesis dentro de paréntesis

Este es un uso poco común, ya que es utilizado cuando añadimos un elemento intercalado, que a su vez contiene en sí mismo acotaciones o aclaraciones. Cuando suceda esto, es recomendable colocar el elemento que requiera nuevos paréntesis entre corchetes. A continuación un ejemplo de este uso.

Una de las últimas novela que publicó Benito Pérez Galdos (su obra Fortuna y Jacinto [1886-1887] es la mejor novela española del siglo XIX) fue El caballero encantado.

3.Introducir comentarios e información adicional en citas

Este uso se centra principalmente en indicar que el adverbio sic debe ir entre corchetes. Para los que no saben que significa dicho adverbio, éste hace referencia a una frase latina sic era scriptum que significa “así fue escrito”. Se utiliza en los textos cuando se retoma una cita en la cual hay un error ortográfico propio del autor que se está retomando y para no tener problemas de citación se coloca [sic].

Ejemplo:

-“Viajamos a travéz [sic] de la llanura”.

Eso fue todo por hoy, errateros. Espero les haya gustado la lección y recuerden repasar los usos de estos signos ortográficos que ––en su mayoría–– son empleados deliberadamente sin conocer realmente sus usos en la construcción de oraciones. A continuación les dejo un pequeño ejercicio de evaluación. Si tienen dudas no olviden consultarme en mi cuenta de Facebook o vía Twitter (@OliverLop_). Saludos

Evaluación

I. Coloque paréntesis donde corresponda.

a) El Sistema de Ahorro para el Retiro SAR ha sido duramente criticado.

b) Los cálculos de inflación efectuados por los analistas se encuentran dentro del rango de estimación del Banco de México 3.5-4.0 %, lo cual se reconoce como ventajoso en términos del control de tasas de interés.

c) “Les dije que se llamaba Eulalio Domínguez nombre de mi abuelito que en paz descanse y les conté de las mismas largas del vendedor de chingaderas, desmadrado por los ladrones y perdido.

d) “Las Jovencitas término para uso de las clases populares hacen del espectáculo su Tierra natal”. (Carlos Monsiváis)

e) “Como antecedentes europeos deben recordarse el congreso de La Haya 1923, en el que Lapierre y Emery cambiaron puntos de vista encontrados; el de Praga 1935, en el que confrontaron el criterio objetivo y el criterio propiamente pacifista; el de París 1937, entre profesores de historia franceses y alemanes”. (Alfonso Reyes)

Curso de Redacción fast-track: Lección 6. Punto y coma.

Hola, Errateros:

Me alegra volver nuevamente a la redacción de las lecciones de este curso, y les pido una disculpa por no haber publicado con  tiempo lo que les había prometido; sin embargo, ahora he vuelto con el espíritu navideño a cumplir con todo el programa. El día de hoy toca abordar el tema referente al uso del punto y coma, el cual es uno de los signos puntuales que no son utilizados frecuentemente ––no por que no se desee hacerlo––, sino por la falta de conocimiento sobre su uso dentro de la construcción de la oración. Espero y al final puedan atreverse a emplear el punto y coma en sus escritos y confíen en que es indispensable  para dar ritmo a las oraciones. Recuerden que al final habrá un pequeño ejercicio de evaluación para que fortalezcan sus nuevos conocimientos. ¡Mucha Suerte!

punto_y_coma_v1_by_paujas-d498cxc

PUNTO Y COMA

Para comenzar hay que mencionar que el punto y coma, desde hace más de un siglo, ha tenido algunos retractores a causa de gente que ha pedido que se suprimiera. Sin embargo, esta petición no se logró y lo que actualmente se hace es que el punto y coma ha logrado ser sustituido por otros signos que fungen funciones similares. El punto y coma ha sido comparado con el punto, ya que indica una cadencia dentro de la oración, similar a la que posee el punto. Por tanto, en la mayoría de los casos, en lugar de usar punto y seguido para separar dos oraciones, puede imponerse el “punto y coma” en dicha oración. Aquí un ejemplo:

Punto y coma: Ayer estuve en el parque; hacía un sol espléndido. 

Punto y seguido: Ayer estuve en el parque. El día amaneció soleado.

Si aún tienen duda en cómo saber cuando poner el punto y coma en este caso, puede decirse que lo que determina su uso es ver si lo que precede es una nueva idea o algo accesorio a la oración anterior. En los ejemplos anteriores, puede verse como en la oración con (;) la oración de hacía un sol espléndido es accesoria a la oración que le antecede, ya que si sólo empezáramos una oración con hacía un sol espléndido ésta carecería de sentido. Mientras que, en el segundo ejemplo, la segunda oración –––El día amaneció soleado–– es claramente una nueva idea; por tanto, el punto se antepone a dicha oración para marcar cierre de idea.

USOS DEL PUNTO Y COMA

1. Separa enunciados que guardan entre sí una relación semántica muy estrecha.

a) Paralelismo o contraste: Aquí existen dos elementos que son separados por (;) entre los cuales hay una estructura sintáctica similar o bien hay un contraste entre el primer segmento de la oración con el segundo segmento. A continuación un ejemplo de esta regla:

-El martes estuve en Campeche; el jueves, visitaré Mérida. (Pueden observar cómo hay una relación similar entre los dos segmentos, ya que se está hablando de lo mismo ––días de la semana y estados de la República––).

Hay quien piensa que escribir bien es cuestión de esfuerzo; hay quien piensa que solamente es inspiración. (En este ejemplo, puede verse un contraste entre lo que piensa una gente y lo que piensa otra; por tanto, el punto y coma se interpone para mostrar ese contraste de ideas. Además es clara la repetición del sintagma hay quien piensa; por tanto, es indispensable usar el punto y coma para evitar la ambigüedad en ambos segmentos de la oración).

b) Del todo a la parte: Éste es uno de los usos un tanto complicados; no obstante, para tener una referencia y así poder colocar adecuadamente el punto y coma, hay que ver a la oración como si fuese de lo general a lo particular. Así, el primer segmento tiene el todo y el segundo, una parte particular de ese segmento. Aquí un ejemplo:

Decidí no ir por muchos motivos; el principal es que no quería ver a nadie. (Pueden percatarse cómo el primer segmento de la oración habla de “muchos” motivos lo cual denotaría la generalización, mientras que, después del punto y coma, ya se habla de un motivo en particular que sería el “no querer ver a nadie”).

c) Causal: Aquí hay una relación de causa y efecto la cual es separada por medio del punto y coma. A continuación un ejemplo de este caso:

Hay huelga de hambre; por tanto, no me esperes después. (En este caso, hay una causa de una futura reacción que sería la huelga de hambre y el efecto. En sí,  la clave es recordar que antes de conectores como: “por tanto”, “por consiguiente”, “por lo tanto” y “en consecuencia”  irá siempre “punto y coma”).

d) Explicativa:  Consiste en que el primer segmento de la oración muestra una situación que, posteriormente, en el segundo segmento será aclarada, explicada o ejemplificada. Aquí un ejemplo para que les quede un poco más claro este uso:

Se pone nervioso cuando tiene mucho trabajo; en otras palabras, se preocupaba con cualquier cosa. (Como puede verse, el primer segmento consiste en una afirmación y después del (;) está la explicación de dicha aseveración).

e) Adversativa: Aquí volvemos a recordar la regla de la coma en la cual se decía que antes de “pero” y “mas” siempre va coma. No obstante, en algunos casos, el punto y coma también puede ir antes de dichas conjunciones adversativas y eso depende de la longitud de la oración que se esté anteponiendo. Aquí un ejemplo del uso de dichas conjunciones con (;):

Su discurso estuvo bien construido y fundamentado; pero no logró convencer a muchos de los participantes en el congreso. (Como ven, aquí el punto y coma se antepone antes de “pero” porque se están contraponiendo oraciones muy largas, lo cual es muy diferente a sólo decir: “Me gustas, pero sólo como amigo”. En dicho caso, hay una contraposición de ideas cortas; por tanto, la coma va antes de “pero”).

d) “No obstante” y sin embargo”: En el caso de estas expresiones, el punto y coma siempre irá antes de ellas cuando estén en medio de una oración. Nunca irá coma antes de ellas. Aquí unos ejemplos:

Los jugadores se entrenaron intensivamente durante todo el mes; sin embargo, los resultados no fueron satisfactorios.

La ruta hacia Puebla suele ser un tanto aburrida; no obstante, siempre hay forma de detenerse en la carretera a descansar en algún puesto.

2. Series separadas internamente por comas: En este caso, el punto y coma se coloca para evitar la ambigüedad en la oración, ya que el número de comas suele ser numeroso. Además, funciona el punto y coma como forma de separación de características de ciertas personas y/o cosas. Aquí un ejemplo:

Ayer estuvo con Manuel, el de la carnicería; con Arturo, el de la farmacia; con José, el de la panadería.

3. Sujeto anafórico: Al igual que en el caso de la anáfora verbal ––aquella en la cual se retoma el verbo por segunda ocasión, pero en lugar de colocarlo nuevamente se pone coma––– sucede lo mismo con el sujeto. En este caso, en vez de poner coma, se utiliza el punto y coma. A continuación un ejemplo de este uso:

 Orozco, como Siqueiros, ama el momento; como Rivera, es monumental. (Aquí podemos ver cómo el “punto y coma”  sustituye al sujeto de la oración que es “Orozco”).

4. Cierre de listado: Se da cuando tenemos una serie o enumeración con elementos separados por comas y, si al final se incluye una explicación que refunda todo lo anterior de la oración, ésta debe ser introducida por punto y coma. A continuación un ejemplo de este caso:

Cada cosa ––tómese la palabra en su más amplio sentido–– es algo que se puede intentar, hacer, deshacer, encontrar, gozar o repeler; nombres todos que significan actividades vitales. (Puede verse cómo después del punto y coma se halla la explicación de la razón de cada elemento separado por comas).

5. Separación de incisos: Ésta es una de las reglas poco conocidas que a mí me causó asombro, ya que nunca pensé que el punto y coma tuviera este uso. Se trata de la separación de incisos que es muy utilizado en la elaboración de listados dentro de un trabajo de investigación, receta de cocina, etcétera. En esos casos, los incisos deben ir separados por punto y coma sólo si se trata de palabras clave, conceptos y oraciones breves. Cuando se encuentren incisos con conceptos y sus respectivas  explicaciones, ahí no habrá que utilizar punto y coma para separarlos. La clave es sólo poner punto y coma cuando sean elementos breves sin explicación o conceptos. A continuación un ejemplo:

Para elaborar un trabajo de investigación, deben seguirse los siguientes pasos:

a) hacer un esquema de trabajo;

b) formular la hipótesis que se va a probar;

c) plantear la metodología que se va a seguir, y

d) desarrollar cada uno de los aspectos de la investigación.

Nota: Al inicio de cada inciso se recomienda el uso de minúsculas.

Hemos llegado al fin de esta nueva lección. Espero hayan comprendido las reglas del punto y coma para así poder aplicarlas, de ahora en adelante, en cualquiera de sus escritos. Recuerden que si tienen alguna duda,  pueden contactarme; sabrán que siempre estaré disponible para resolverles cualquier cuestión. Les deseo mucha suerte y “No hagan el oso” como diría mi ex profesor de Redacción el Dr. Juan Nadal Palazón. Por último, les dejo la autoevaluación de esta lección para que reafirmen sus conocimientos. Éxito. Nos vemos en la siguiente publicación referente al uso de los dos puntos (:).

AUTOEVALUACIÓN

1. Identifique los errores de puntuación y efectúe las correcciones imprescindibles. Deberá emplear al menos un punto y coma en cada enunciado.

a) A mí me gusta la música, a mis hijos, el deporte, a mi mujer, el cine.

b) Me dijo que le había encantado el regalo, sin embargo, creo que no le dijo la verdad.

c) En el campeonato, el atleta canadiense ganó la medalla de oro, el mexicano, la de bronce.

d) En los últimos, Chile ha disfrutado de una importante reducción de la pobreza, no obstante, en las últimas elecciones ganó la oposición.

e) Unos opinan que el espectáculo es de gran calidad, otros, por su parte, consideran lo contrario.

f) Detesto a la gente soberbia, por consiguiente, no traigas a tu hermana.

g) En Francia se consumen aproximadamente seis kilos de pasta por persona, en Italia, el consumo es de 25 kilos.

h) Era conveniente que todos asistieran, pero, a pesar de que se les llamó, no todos vinieron.

i) Casi todos los signos ortográficos, pueden agruparse en las siguientes categorías:

      i) signos didácticos

     ii) signos sintagmáticos

    iii) signos auxiliares

2. En el siguiente texto, sustituya las comas por signos de punto y coma donde sea necesario.

En Portugal, los límites de velocidad son los siguientes: 50 kilómetros por hora en los núcleos urbanos, exceptuando los casos en los que haya otras señales, 90 kilómetros por hora en las carreteras comerciales si el arcén es igual o superior a un metro y medio, 120 kilómetros por hora en autopistas, cuando no existan otras señales de limitación de velocidad.

3. En los fragmentos siguientes, los signos de punto y coma se han omitido o han sido sustituidos por algún otro signo. Restitúyanlos en donde corresponda. 

a) “Sus ojos eran grandes, brillantes y oscuros, su pelo, negro, su boca, de dibujo precioso, sensual, sus manos y pies, breves  ágiles”. (Martín Luis Guzmán)

b) “La doncella pugnó con mucha porfía por besarle las manos, mas Don Quijote, que en todo momento era comedido y cortés caballero, jamás lo consistió”. (Miguel de Cervantes)

 

Curso de Redacción fast-track: Lección 5. La coma

Hola, Errateros:

Hemos llegado, al fin, a una de las publicaciones más importantes dentro de este curso: hablo del uso de la coma. Diariamente, veo en las redes digitales de información ––Facebook y Twitter–– el mal empleo que se le da a este signo ortográfico e, inclusive, he visto su ausencia en anuncios publicitarios de las calles de nuestra ciudad. Espero y puedan revisar con paciencia cada uno de los usos, ya que en total son 11. Recuerden que al final habrá un ejercicio de evaluación para que rectifiquen y/o pongan a prueba sus conocimientos. ¡Buena suerte!

la-importancia-de-la-coma-1024x679

LA COMA

Es el signo de puntuación más frecuente y es el que tiene más usos distintos. Además, puede decirse que tiene usos arbitrarios. La coma posee 11 usos principales y generalmente es empleada para separar elementos. Es importante aclarar que la coma no marca cierre de idea.

  • USOS

1. Series o enumeraciones

Este es uno de los usos más comunes de la coma el cual consta en separar una enumeración de elementos. Sin embargo, hay que recalcar que la coma puede sustituir a los nexos; en ese caso la coma cumpliría una función de asíndeton porque produce efectos retóricos de énfasis que ayudan a la correcta emisión del mensaje. Cuando tengamos un nexo al final de la oración ahí se hablará de un caso de “síndenton”.

Ejemplos:

-Es dulce, delicada y atenta. (síndeton/ nexo “y”)

-Pedro,Juan,Luisa y tu hermano vendrán a la fiesta. (síndeton/ nexo “y”)

-Quería contarle mis ideas, comunicarte un proyecto grandioso o, inyectarte mi ardiente fe. (asíndeton / no hay nexos).

-Al fin me abrió Mariana: fresca, hermosísima, sin maquillaje (asíndeton / no hay nexos).

2. Elementos intercalados

Son aquellos que interrumpen un enunciado para añadir información accesoria, sin interrumpir el significado general del mismo.

Aclaraciones:

-Si el elemento intercalado va al inicio sólo se pone coma después de este y, si va al final, la coma se pone antes del elemento intercalado. Y si va en medio se pone coma antes y después del elemento intercalado.

-Tener cuidado en no confundir oraciones explicativas y específicas. La oración explicativa será aquella que se puede quitar de la oración y aún así el enunciado cobra sentido.

-Principalmente, yo soy de los que identifica las oraciones intercaladas cuando pueden quitarse y las palabras que siguen cobran sentido con lo anterior. Igual les puede servir de consejo al momento de colocar esta coma en su discurso. En los ejemplos siguientes verán a lo que me refiero.

Ejemplos:

-México, la ciudad de los palacios, es visitada por miles de turistas.

-Tu hermano, según creo, perdió el avión.

Según creo, tu hermano perdió el avión.

-Tu hermano perdió el avión, según creo.

-Los alumnos, que viven en Xochimilco, llegaron tarde.

3. Uso de la coma antes de la conjunción “y”

Para colocar la coma antes de la conjunción “y”, existen tres formas que hay que tomar en cuenta para colocarla adecuadamente; éstas son:

a) Se pone cuando los elementos de una serie o numeración son largos.

Ejemplo:

Iba vestida con una falda corta de lunares rojos, un abrigo de pelo de camello marroquí, unos zapatos de tacones tan altos como la descomunal catedral de Barcelona, y una bolsa de colores mucho mas apetecible que cualquier plato de legumbres.

Como pueden observar en el ejemplo anterior, la coma antes de la “y” es pertinente porque se tratan de elementos muy largos los cuales conforman la oración. En los casos donde enumeramos elementos o palabras, la coma antes de la “y” estaría mal empleada. Tengan cuidado.

b) Se usa cuando dentro de los elementos de una serie se encuentra la conjunción “y” más de una vez. En este caso, la coma se antepone para evitar la ambigüedad. 

Ejemplo:

Mi hermano estuvo con Inés, Elena y Beatriz, y llegó tarde.

c) Cuando coordinan elementos que no son equivalentes ni sintáctica ni semánticamente. Es decir, en este caso la coma se antepone cuando se separan dos oraciones que no están relacionadas directamente o que cambian el sentido de lo que se dijo anteriormente.

Ejemplo:

Jaime dejó instrucciones para cada uno de los empleados, y ninguno tuvo el atrevimiento de desobedecerlo.

d) Se usa esta coma cuando hay posibilidades de ambigüedad.

Ejemplo:

Manuel salió a pasear con Angélica y Clara, y tus primos llegaron después.

e) Siempre se pondrá coma antes de la expresión “y viceversa”

Ejemplo:

-Cuando yo trabajo, mi marido limpia la casa, y viceversa.

4. Uso de la coma en los vocativos

Esta es una regla que es dejada pasar por cada persona, ya que nunca emplean la coma en los vocativos al momento de que le escriben a alguien en WhatsApp o en Facebook. Es necesario que sepan que se colocan entre comas todos aquellos sustantivos o adjetivos que estén en acto vocativo ––cuando mencionamos el nombre de nuestro destinatario––. A continuación les dejaré la diferencia entre la coma vocativa y cuando es la misma oración pero sólo para remarcar una cualidad. Pongan atención

Ejemplos:

Alberto escribe bien (Se destaca una cualidad de Alberto)

Alberto, escribe bien. (La coma cumple la función vocativo porque hay alguien que se está dirigiéndose a Alberto diciéndole que escriba bien).

¡Feliz cumpleaños, Ignacio! (Siempre que le escriban a alguien debe ponerse esta coma. Cuando escriban el nombre de alguien más no debe ponerse la coma)

-Ayúdame en este trance, Virgencita.

Virgencita, ayúdame en este trance.

-Ayúdame, Virgencita, en este trance.

-Entre diversas risas Jorge salió a divertirse a la fiesta de Daniela. Oye, Daniela ¿Qué tal se la pasaron? (Como pueden ver, en esta oración mezclo los dos casos en donde no debe usarse la coma y el otro donde sí es pertinente ponerla porque estamos ante un caso de vocativo; es decir, nos estamos dirigiendo a alguien).

Por tanto, indispensable que siempre que le escriban a alguien pongan ––siempre con la coma––: ¡Hola, Mariana!

Espero y después de que lean esta regla pueda ver correcciones en sus nuevos estados de Facebook o en los inbox que me manden.

5. Uso de la coma en caos de hipérbaton. 

Hipérbaton es el nombre griego de una figura retórica que significa “inversión sintáctica”. Es decir, se altera el orden de la oración en donde el predicado pasa a la posición inicial de la oración o puede colocarse a mitad de la misma. Cuando ocurra esto, se debe pone poner coma.

Ejemplos:

-Con gran sagacidad, el detective resolvió el problema.

– El detective, con gran sagacidad, resolvió el problema.+

6. Uso de la coma en verbo elíptico o anafórico.

A grandes rasgos, la elipsis quiere decir “quitar algo” de la oración y la coma sustituye la expresión removida. Es decir, que en la elipsis falta un verbo ––generalmente es de ser o estar–– el cual es sustituido por la coma. Este caso de la coma se puede apreciar mucho en titulares periodísticos.

Ejemplos:

-El presidente, enfermo. (En este caso, la oración sin la coma querría decir: “El presidente está enfermo”. Como vimos, la coma sustituye al verbo “estar”; por tanto, hablamos de un caso de elipsis).

-Las cuentas, claras. (El ejemplo anterior querría decir: “Las cuentas deben estar claras”. La coma resume el verbo elíptico que es “deben estar”).

Ahora, en el caso de la anáfora, hay un verbo que está expreso en el contexto lingüístico y se retoma. Es decir, que en la primera oración hay un verbo principal y en la segunda oración se vuelve a usar, pero para no causar ambigüedad se pone la coma.

Ejemplos:

-Luis trajo diez libras; Sonia, solamente una libre. (Si no se pusiera la coma, en la segunda oración, podríamos ver que el verbo es el mismo “Luis trajo diez libras; Sonia trajo solamente una libreta”).

-Mi hermano estudia psicología; yo, Ciencias de la comunicación.

7. Uso de la coma en coordinaciones adversativas

En este uso hay que tener mucho cuidado, ya que aquí no hay opciones de equivocarse; es una regla establecida. Por tanto, el no poner coma antes de estas expresiones será incorrecto al igual que poner (;). Esta regla dice que siempre antes de *pero, sino, mas* se deberá poner coma cuando se trate de una idea opuesta o adversativa.

Ejemplos:

-Te lo dije, pero no me escuchaste.

-No quiero bailar, sino dormir.

-Es pobre, mas honrado.

8. Se pone coma antes, después y en el intermedio de

a) locuciones adversativas: adverbios oracionales.

b) conjunciones: pues, por consiguiente…

c) expresiones aclarativas: en efecto…

d) expresiones confirmativas: o sea, así pues, es decir…

e) expresiones continuativas: de cualquier manera, de esta forma…

f) expresiones consecutivas: en consecuencia, por tanto, luego entonces…

Aquí les dejo una enumeración de expresiones que deben ir con coma. (Perdonen si algunas de las que mencioné arriba se vuelven a repetir):

Pues, por consiguiente, es decir, ósea, a saber, además, en todo caso, por ejemplo, en efecto, por cierto, en cambio, en consecuencia, después de todo, en resumen, así pues, en realidad, de hecho, en fin, también, sin duda, asimismo, en ocasiones, de pronto, de cualquier manera, en penúltima instancia, principalmente, anteriormente, etcétera.

Es decir, siempre que utilicen en sus escritos este tipo de expresiones deberán acompañarlas por una coma dependiendo del lugar que ocupen en la oración.

Ejemplos:

Por lo tanto, hoy comemos empanadas.

-Hoy, por tanto, comemos empanadas.

-Hoy comeremos empanadas, por tanto.

-Tristemente, el candidato Rodríguez ganó la elección.

9. Uso de la coma después de cláusulas absolutas

Las cláusulas absolutas son aquellas expresiones que son absolutas porque tienen un lugar fijo y afectan a toda la oración. Se caracterizan por tener un significado temporal, causal y condicional. Para ubicarlas y poner la coma adecuadamente deberemos fijarnos en que la oración inicie siempre con un gerundio o con una circunstancia de tiempo, causa o condición. Siempre que veamos estas condiciones, sabremos que se trata de una cláusula absoluta; por tanto, deberemos poner coma.

Ejemplos:

Al volver la luz, encendí otra vez la computadora. (En este ejemplo se ejemplifica el caso de cláusula absoluta de condición temporal con la expresión “al volver la luz”).

Terminada la película, cada uno se fue a su casa. (Se ejemplifica la cláusula absoluta de causalidad con la expresión “terminada la película”).

-Yendo Elsa con los niños, me quedo tranquilo. (Aquí pueden observar cómo la oración inicia con un gerundio y después de eso se pone la coma, la cual separa a la siguiente parte de la oración).

10. Uso de la coma antes de “etcétera”

En este caso, sólo se pondrá coma antes de dicha palabra

Ejemplo:

-He visto pinos, arcos, fresnos, robles, etcétera.

11. Nunca deberá ponerse coma entre sujeto y predicado

Ésta es una de las reglas más difíciles y en la cual muchos caemos en el error; sin embargo, con la práctica podemos aprender a distinguir el sujeto y el predicado y así no poner coma para separarlos: esto nunca debe hacerse.

Ejemplo:

-El más pequeño de mis hermanos, estaba ausente. (Esta oración está mal)

-El más pequeño de mis hermano estaba ausente. (Es la correcta).

Excepción de esta regla:

Sólo podrá ponerse coma después del sujeto cuando se trate de un elemento intercalado. A continuación, la ejemplificación de este caso:

Ejemplo:

-El más pequeño de mis hermanos, Jeremías, estaba ausente.

Después de haber repasado los 11 usos principales de la coma, hemos llegado al final de la lección. Espero y de ahora en adelante puedan usar las comas adecuadamente y así lograr un mayor pureza en sus escritos y mensaje de texto. Les deseo lo mejor y no olviden que, si tienen alguna duda, pueden contactarme para resolverla. ¡Buena suerte a todos!

EVALUACIÓN (EJERCICIO)

I. Coloque las comas que faltan en los siguientes enunciados.

a) Le ruego señor Guzmán que no se olvide del libro que le pedimos.

b) En primer lugar creo que profesionalmente es un avance; en segundo lugar es una gran oportunidad para vivir una temporada fuera de México.

c) Isabel va a aceptar el papel de Desdémona aunque sabe que Shakespeare no es fácil.

d) Esto es muy confuso pero me gusta.

e) Mario se entregó al surrealismo; José al rescate de los genios de la literatura barroca.

f) Catalina la mujer de los hermosos ojos verdes llegó con caramelos juguetes y un libro de cuentos.

g) La obra comporta características personales y sociales pero no como realidades o ámbitos independientes: lo uno es resultado de lo otro y viceversa.

h) Su mirada tenía una luz melancólica y sus bellísimos labios una expresión de odio contenido.

Curso de Redacción fast-track: Lección 3. Nociones básicas de morfosintaxis.

Hola, errateros. Espero y hayan tenido una gran semana para poder repasar las dos primeras lecciones de este curso que, hasta ahora, ha logrado una buena penetración de lectores. El día de hoy les traigo una nueva lección que, aunque parezca sencilla, no lo es. Hablaremos de las nociones básicas de morfosintaxis haciendo hincapié en que la morfosintaxis es el conjunto de reglas y/o elementos que nos permiten construir oraciones correctas y con sentido. Por tanto, es importante que repasen esta lección para que al final logren reconocer los elementos de cada una de las oraciones y así eviten ambigüedades en su redacción. Además, la lección de hoy estará plagada de diversos ejemplos. Al final colocaré una evaluación para quienes deseen poner a prueba sus nuevos conocimientos. Si pueden coménteme qué tal les fue, me encantaría ayudarlos con sus dudas. ¡Comencemos!

Morfosintaxis_nube_de_palabras

Nociones básicas de morfosintaxis

EL SUJETO

El sujeto es aquello que concuerda gramaticalmente con el verbo ya sea en número o en género.

  • Pasos para indicar el sujeto

1. Identificar el núcleo del predicado (verbo).

2. El sujeto será la entidad que concuerde en género y persona.

Ejemplo: Me duelen las piernas. En este caso, es probable que algunos piensen que hay un sujeto tácito (aquél que no está expresado en la oración) y que sería “A mí”. No obstante, si ustedes pensaron esa respuesta es incorrecto, ya que en el ejemplo anterior, el sujeto es “las piernas” debido a que concuerda en número y persona con el predicado. Tanto el verbo como el sustantivo están en plural.

3. Para hallar el sujeto puede alterarse el verbo de singular a plural, y viceversa para identificarlo.

4. El sujeto puede estar omitido en la oración (sujeto tácito o morfológico).

Ejemplo: ¿Quiéres un café? En este caso, el sujeto tácito sería el pronombre “tú”. Sólo que no está expresado en la pregunta.

NOTA IMPORTANTE: El sujeto puede estar antes o después del verbo. No se vayan con la finta de que siempre el sujeto estará al inicio de la oración.  Aquí un ejemplo de que el sujeto puede ir al final:

Al tesorero dejaron de importarle los pretextos. En este caso, el núcleo del predicado es “dejaron de importarle” y “los pretextos” sería el sujeto de la oración. “Al tesorero” funge como un complemento indirecto y no como sujeto. Recuerden que siempre, para indicar el sujeto, hay que observar el verbo de la oración. En este caso, el verbo “dejaron” está en plural, por tanto no podría ser “al tesorero”, ya que está en singular.

COMPLEMENTOS

  • Complemento directo: Es la entidad que está restringida o delimitada por el verbo. Los pasos para identificar un complemento directo son los siguientes:

Ejemplo base para explicar cada paso: Jaimito rompió la ventana.

1. Sustitución pronominal por lo, la, los,las. En este paso, para identificar el complemento directo, tendríamos que sustituirlo por “la” y quedaría: Jaimito “la” rompió”. Así, nos estamos refiriendo a que Jaimito rompió “la ventana” que es el complemento directo de dicha oración.

2. Que pueda admitir voz pasiva, es decir, que la oración esté conformada por el complemento + el participio del verbo en pasado. Además, el objeto directo se convierte en el sujeto de la oración. Quedaría de la siguiente manera: La ventana fue rota por Jaimito.

3. El complemento puede hallarse al responder a la pregunta ¿Lo + verbo en participio de la oración?

Ejemplo: ¿Lo roto? —-> la ventana. La ventana, recordemos, es el complemento directo de nuestra oración.

4. El que siempre hemos usado para encontrar el complemento directo es responder a la pregunta ¿Qué + verbo conjugado de la oración? Ejemplo: ¿Qué rompió Jaimito? —–> La ventana.

Con los anteriores pasos, pueden identificar con seguridad el complemento directo de las oraciones. A continuación les presento un ejemplo más para reforzar lo dicho con anterioridad.

Oración base: “Eva cambió la cita” –––> el complemento directo es “la cita”.

Aplicación de los pasos:

1. Eva la cambio.

2.La cita fue cambiada por Eva.

3. ¿Lo cambiado? –––> La cita.

4. ¿Qué cambió Eva? –––> La cita.

  • Complemento indirecto: Es aquella identidad sobre la que recae la acción del verbo. Los pasos para identificar un complemento indirecto son las siguientes:

Ejemplo base para explicar cada paso: Entregaron el piano a tu tía –––> “a tu tía” es el complemento indirecto.

1. Es sustituible por le, les o bien por se en la doble sustitución. Recuerden que la primera sustitución es la que se da con el complemento indirecto al pasarlo a lo,la,los,las.

 Ejemplo: Le entregaron el piano a tu tía / Se lo entregaron.

2. Responde a la pregunta ¿ A quién? o ¿Para quién?

Ejemplo: ¿A quien le entregaron el piano?–––––> A tu tía.

3. No cambia de función en la transformación a voz pasiva. En la voz pasiva, el complemento indirecto no puede fungir como sujeto. Sólo el complemento directo puede ocupar el lugar del sujeto al pasarlo a voz pasiva.

Ejemplo: El piano fue entregado a tu tía / El piano le fue entregado. 

  • Circunstanciales: Son aquellos elementos del verbo que pueden aparecer o no aparecer en la oración, pero que añaden un significado mayor a la  misma. Los circunstanciales aportan significados de:

a) Lugar;

b) Tiempo;

c) Modo;

d) Compañía;

e) Instrumento;

f) Causa;

g) Finalidad.

A continuación ejemplos de cada uno de los circunstanciales presentados anteriormente.

1. Vivo en México –––> Lugar.

2. Saldremos mañana –––> Tiempo.

3. Huele mal ––––> Modo.

4. Vivo con mi hermano ––––> Compañía.

5. Lo mató con un cuchillo ––––> Instrumento.

6. Llegué tarde por tu culpa ––––> Causa. 

7. Estudió para aprobar Redacción –––> Finalidad.

  • Lo que debes tomar en cuenta acerca de los circunstanciales:

1. No son sustituibles por ningún pronombre átono (lo, la, los, las, le, les, se).

2. No concuerdan con el verbo.

3. Un verbo puede ir acompañado por más de un complemento circunstancial, pero solamente por un sujeto, un complemento directo y un complemento indirecto.

Aquí un ejemplo de como un verbo puede ir acompañado por más de un complemento circunstancial: Voy todos los días con mis hijos al colegio. ––––> “Todos los días” (tiempo), “con mis hijos” (compañía), “al colegio” (lugar).

SEGUNDA PARTE DE LA LECCIÓN

PROBLEMAS DE LEISMO, LAISMO, LOISMO.

Estos términos hacen referencia al mal uso de los pronombres átonos le, lo, la, los, las, les. Es importante que pongan atención en esta parte de la lección, ya que es posible –– a mí me pasó–– que toda nuestra vida estuvimos usando mal estos pronombres cuando en realidad su uso incorrecto modifica el discurso que emitimos.

  • Complemento directo (lo, la, los, las)

En el caso de estos pronombres átonos, “lo” y “la” se usarán en singular, el primero es género masculino y el segundo femenino. “Las” y “los” se usarán cuando sea plural. A continuación unos ejemplos de su uso correcto:

1. Ayer entregué unos oficios.

– Ayer los entregué. –––> Se usa “los” porque hablamos de “unos oficios” (plural), por tanto debe usarse el pronombre átono plural para identificar a nuestro complemento directo. No tendría sentido usar “lo” porque, en ese caso, el complemento directo debería ser “un oficio” y no “unos oficio”. Tengan cuidado con esta cuestión.

2. Ayer entregué la carta.

– Ayer la entregué. –––––> Mismo caso que el anterior, sólo que aquí el género es femenino, por tanto usamos el pronombre “la”.

  • Complemento indirecto (le, les, se)

En el caso de estos pronombres átonos, “le” se usa en singular y “les” para plural. Aquí no hay distinción de género. Mientras que “se” se emplea para una doble sustitución. A continuación algunos ejemplos:

1. Ayer le entregué un oficio al director.

– Ayer le entregué un oficio. ––––> Usamos el pronombre “le” porque estamos hablando del director que es singular.

2. Ayer le entregué un oficio a los secretarios.

– Ayer les entregué un oficio. ––––> En este caso, usamos “les” porque ahora nuestro complemento indirecto  ––”a los secretarios”–– es plural.

3. Ayer entregué un oficio a las directoras.

– Ayer se lo entregué –––––> Aquí, usamos “se” únicamente cuando queremos usar la doble sustitución. Pueden darse cuenta que después de “se” está  “lo” que nos indica que igual hicimos la sustitución del complemento directo de la oración que es “un oficio”.

  • Casos excepcionales

Una excepción del leismo es cuando tenemos el siguiente ejemplo:

1. Ayer vi a María. 

En este caso, podría decirse que “María” es un complemento indirecto y sería sustituido como: “Ayer le vi”. Sin embargo, esto no resulta correcto, ya que en sí es un objeto directo y tendría que ser sustituida la oración como: “Ayer la vi”. 

A pesar de esto, hay algunos leísmos considerados correctos y se admiten sólo cuando un complemento directo sea [ + humano, + masculino] Sé que suena medio machista, pero así lo marca la tradición de la lengua española. Aquí un ejemplo correcta de esta excepción:

2. Ayer vi a Antonio

– Ayer lo vi ( Estaría bien, pero no seria lo ejemplar).

– Ayer le vi (Estaría correcto porque es más masculino). Se considera correcto, porque hay escritores como Cervantes que emplean esta excepción.

Errores más frecuentes de los pronombre átonos

A continuación les dejaré algunos errores muy comunes que encontramos en la vida cotidiana. Revísenlos y recuerden no caer en la trampa. Piensen en su complemento directo y complemento indirecto antes de hablarlos o escribirlos.

1. Uso de “le” por “les”

* Ya le puse agua a las macetas (Está mal).

* Ya les puse agua a las macetas (Es correcta).

*(…) Pero tú como papá te ves mucho peor ¿Qué le estás enseñando a tus hijos? ( Error garrafal dentro de este spot que ya muchos conocemos).

* (…) Pero tú como papá te ves mucho peor ¿Qué les estás enseñando a tus hijos? (Es la correcta ––ahora podrán reírse del comercial cada vez que lo vean en el cine o la televisión––).

2. Uso de “le” no referencial

*Andale : Se considera incorrecto a menos que se emplee como una interjección.

*Córrele: Es incorrecto. Debe usarse “le corres”. ¡Tengan cuidado! No hagan el oso en este caso.

3. Pluralizar el complemento directo en caso de complemento indirecto plural en la doble sustitución. 

*Se lo dije (Es la correcta).

*Se los dije (Está mal empleado porque recuerden que el “lo” es para complemento directo no para indirecto. A la próxima que vayan a echar la culpa a una mayoría de gente no vayan a decir: “Se los dije”. Digan la primera opción para que no caigan en el error).

 Al fin hemos acabado con la lección del día de hoy. Perdonen si fue muy extensa, pero era necesario abarcar todos estos aspectos para que no caigan en errores tan comunes como los que pudieron leer anteriormente. Ahora, me dispongo a dejarles una pequeña evaluación con la esperanza de que puedan reforzar los conocimientos aprendidos después de haber leído esta publicación. Les mando un saludo y los espero en la siguiente lección en la que hablaré sobre los signos de puntuación: el punto. Mucha suerte. Recuerden que si tienen dudas pueden contactarme para resolverlas. Un abrazo.

Autoevaluación

I. Localice el núcleo del predicado en las siguientes oraciones.

1. ¿El fax llegó bien?

2. Escuché sus pasos con terror y abnegación.

3. Sin motivo aparente, el francotirador asesinó a más de veinte seres humanos.

II. Localice el sujeto en las siguientes oraciones. 

4. La mayoría de los animales de esta región encuentra refugio en los bosques protegidos.

5. Treinta pesos y la promesa de volver con más dejó Lorenzo en la casa del viejo.

6. Nos gustan las fiestas con baile y cerveza.

III. Sustituya el complemento directo por el pronombre correspondiente (lo, la, los, las).

7. Baltazar rezó sus oraciones con voz clara y distinta.

8. Perdí los pocos amigos que tenía.

9. Un barco velero transportó a María.

10. Las devotas rezagadas llamaban la atención de las autoridades.

IV. Localice el complemento directo en las oraciones.

11. Eugenia encontró las llaves de su casa bajo un libro.

12. Fumigaron los sembradíos con sustancias tóxicas.

V. Localice el complemento indirecto en las siguientes oraciones.

13. Federico García Lorca dedicó sus alma a las ciudades andaluzas.

14. Los lectores reprochaban al autor del libro su actitud pesimista.

VI. Sustituya el complemento indirecto por el pronombre correspondiente (le, les).

15. El maestro compró la gorra a un mercader veneciano.

16. La mujer sirvió el desayuno con tacto exquisito a don Fulgencio.

17. Ellos dieron alas al culto maniático de los ángeles.

18. Yo canto para un auditorio compuesto de recatadas señoritas y de empolvados viejitos positivistas.

VII. Localice los complementos circunstanciales en las siguientes oraciones.

19. En aquella ocasión, las moscas revoloteaban insistentemente alrededor del pastel.

20. El día en que tú naciste nacieron todas las flores.

Curso de Redacción fast-track : Lección 2. Proceso de composición de textos.

Buen día tengan todos ustedes. Espero y el primer tema les haya brindado un panorama sobre la importancia de redactar adecuadamente nuestros textos en la vida diaria. El que ustedes decidieran seguir con esta segunda publicación me da a entender que han empezado a hacer el esfuerzo de corregir aquellos errores que diariamente les marcan en sus trabajos o que les han corregido en las redes sociales. Para que lo anterior no suceda, el día de hoy traigo un tema importante para aquellos que no saben qué hacer cuando están frente a la página en blanco. Sí, me refiero a aquel momento en el que la mayoría de nosotros sufrimos por no saber cómo empezar un escrito y cómo terminarlo con adecuada calidad. Para esto, a continuación hablaré del proceso de composición de textos que les ayudará a salir victoriosos ante el combate cotidiano de la página en blanco. Si siguen los pasos correctos lograrán percatarse de la diferencia entre un texto trabajado y uno hecho a las prisas. ¡Comencemos!

Proceso de composicion

Proceso de composición de textos

El “proceso de composición” hace referencia a los pasos que una persona debe seguir para la escritura de un texto. Este proceso inicia mucho antes de sentarnos o de empezar a redactar. Consta de tres fases:

1) Planeación;

2) Textualización;

3) Revisión.

Empecemos con la explicación de cada una de la fases anteriores:

  • Planeación: El problema de la hoja en blanco es un problema de esta fase. Desde la retórica clásica se hablaba de inventio (invención) y dispositio (disposición).

-La fase de inventio se refiere a recabar la información de lo que se plantea decir en nuestro texto. Una vez que concretamos este proceso sobre lo que deseamos hablar, se pasará a la siguiente fase que es la de dispositio.

– En la fase de dispositio, el sujeto, una vez que ya ha concretado el tema del que hablará, ordenará por temas, cronologías, etcétera. Es decir que, en esta fase, la información obtenida deberá ser clasificada y jerarquizada para así tener un esquema general sobre lo que planeamos decir; esto facilitará la redacción de nuestro texto en la fase de textualización.

  • Textualización: Es el proceso de escritura de nuestro texto; por tanto, es indispensable cuidar las reglas ortográficas y gramaticales. En la retórica clásica se había llamado a esta fase elocutio (acto de producir el texto). Una vez que han pasado por la jerarquización de su tema y la textualización de todo su discurso, es necesario que  al final se de paso a la última etapa ––la cual muy pocos consideran–– y que es la revisión de sus textos.
  • Revisión: Hay que recordar que la expresión escrita permite ser corregida. Con base en esta propiedad, es necesario que, una vez que acabemos de escribir nuestro texto, lo dejemos reposar por una horas e incluso días ––si es posible–– porque esto permitirá que una vez que lo retomemos antes de entregarlo, podamos encontrar fallas más perceptibles a la vista y, por tanto, podamos corregirlo y pulirlo hasta que quede con una mejor calidad. Es decir, que la característica primordial de esta fase es dejar reposar nuestro texto para encontrar los errores que dejamos pasar. Recuerden que hay que ser súper críticos con nosotros mismos al corregir nuestros textos, inclusive es válido pedirle ayuda a alguien más si eso les da más seguridad antes de entregar su escrito.

Una vez revisadas las etapas anteriores, hay que considerar tres factores a lo largo del proceso de composición de textos:

1) Finalidad: Se refiere al para qué, para quién y qué deseo hacer con mi texto. Siempre es importante preguntarnos a nosotros mismos lo anterior, ya que nuestro texto siempre conllevará una finalidad como: informar, persuadir, etcétera.

2) Género:  Es el tipo de texto que queremos hacer: académico, laboral, informativo, narrativo, literario, etcétera. Para esto, existirá una serie de convenciones sobre las características de cada tipo de escrito o discurso.

3) Extensión: La extensión será un factor importante, porque conllevará el saber qué tan largo deberá ser nuestro texto. Por tanto, siempre es indispensable tener una idea de lo que nos piden para así obtener mayor información posible sobre el tema que queramos investigar y, por ende, lograr un buen proceso de textualización con base en la información recabada.

Por último, me gustaría reiterarles lo siguiente:

Existen dos formas de leer. La primera consiste en leer para enterarnos de lo que dice un texto, mientras que la segunda forma es leer para darnos cuenta de cómo está escrito un texto y así poder reconocer no sólo las ideas de un autor, sino su estilo de escritura; esto nos permitirá formar esquemas mentales que en un futuro podremos copiar y reproducir en cada uno de nuestros escritos. No obstante, recuerden que el párrafo será siempre la unidad principal de un discurso.

Hemos llegado al final de esta segunda lección. Espero y hayan comprendido la importancia del proceso de composición de textos, ya que constantemente me he topado con casos en los que la gente sólo llega a la fase de textualización y deja pasar por alto la fase de revisión que es la más importante.

Procuren elaborar sus textos con antelación y recuerden que la solución al problema de la página en blanco se logrará sólo si buscan bastante información sobre el tema del cual pretende escribir. Clasifiquen esa información y ténganla siempre a su lado para que así les sea más fácil redactar los primeros párrafos. Al final, la tortura se convertirá en satisfacción al ver un texto completado. Descansen ustedes mismos, reposen su texto y siéntanse libres de botarlo por unos días para regresar a él y demacrarlo hasta sanarlo completamente.

Les deseo la mejor de las suertes. No olviden que si tienen alguna duda pueden contactarme para darle una solución. Sin nada más que decir, me despido de ustedes deseándoles lo mejor. Ustedes son quiénes construyen la lecciones de cada día y por favor #NoHaganElOso. Gracias a todos.

Nos vemos en la siguiente publicación en la que se hablará sobre las Nociones básicas de morfosintaxis.

Un saludo.

Curso de Redacción fast-track : Lección 1. Importancia de la redacción.

Bienvenidos sean todos ustedes a este taller que he denominado “Curso de Redacción fast-track“. Todo el material que se les proporcionará ha sido recopilado de las clases del Dr. Juan Gabriel Nadal Palazón ––académico de la Universidad Nacional Autónoma de México y profesor de la asignatura de Taller de Redacción de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales––. Por tanto, espero y puedan sacarle provecho a cada uno de los temas que serán publicados a partir de hoy. Espero con ansias que al final logren fortalecer aquellas deficiencias que poseen y logren aprender aquello que sus profesores no supieron enseñarles a profundidad. Les deseo la mejor de las suertes.

Recuerden llevar tatuado siempre, cuando están en contacto con la escritura, aquel hashtag del profesor que me adoctrinó no sólo a mí, sino a varios de mis compañeros. La frase de la que les hablo lleva por nombre #NoHagaElOso, cuando puedan decirla significará que definitivamente han logrado aprender la importancia de la escritura en su vida diaria. ¡Comencemos!

redaccion

Importancia de la redacción

En el arte de la estructuración de nuestros propios discursos escritos persisten principalmente cuatro aspectos que deben ser tomados en cuenta para la elaboración de  escritos académicos, laborales y/o personales. Estos cuatro aspectos son:

1. Prestigio social;

2.Disciplina Mental;

3.Respeto a la tradición;

4. Unidad de la lengua.

En lo que respecta al prestigio social, puede afirmarse que éste remite a la importancia de que si una persona habla bien o escribe bien gozará de este prestigio que le dotará la sociedad o su círculo más cercano. Por tanto, la importancia del plasmar nuestras ideas con buena estructuración logrará que nuestro receptor o lector nos coloque en una posición aceptable, porque entiende a “pie de la letra” todo el mensaje que le comunicamos.

La disciplina mental conlleva un esfuerzo personal por querer realmente dar un cambio en nuestra forma de expresión, puesto que, cuando nos expresamos, damos información de nuestra preparación o compromiso con querer expresarnos de la mejor manera para que el otro nos entienda. Así que este esfuerzo llevará, por consiguiente, al prestigio social del cual se habló en el párrafo anterior.

El respeto a la tradición se basa en no alterar o modificar la lengua en la cual nos expresamos. Cabe destacar que los primeros indicios del español datan del siglo XIII al ser descendiente del latín. Es así como, a partir del siglo XIII, surgen las normas ortográficas muy similares a las actuales. Recuerden siempre seguir las normas establecidas, no alteren su composición.

Por último, tenemos a la unidad de la lengua la cual consiste en que todos los miembros de la comunidad de una lengua se entenderán entre sí. Es decir, que difícilmente tú podrás entender a un japonés, ya que poseen lenguas distintos. Por tanto, es necesario reiterar que hay que comunicarnos siempre con la mejor claridad para evitar alteraciones que dificulten la comunicación con otra persona ya fuera en el lenguaje escrito o hablado.

Así, hemos llegado al final de esta primera lección. Fue una  publicación muy corta, pero necesaria como introducción al mejoramiento de nuestra redacción. No olviden la regla número uno que para mí es de las más importantes y supongo que por eso están aquí. Al final, el ver en sus trabajos felicitaciones por su redacción los dotará, al instante, de una gran satisfacción y con ello sus trabajos serán presentables y, por ende, lograrán calificaciones más altas. Recuerden: una buena redacción siempre será un elemento de tranquilidad y comodidad para cualquier maestro o lector.

¡Mucha suerte! Nos vemos en la próxima entrada con el tema de “Proceso de composición de textos”. Si hay dudas, háganmelas saber. Un abrazo.